Piden que el Poder Legislativo desplace a Schuster de la banca

El partido radical recurrirá a la Corte Suprema si en la Cámara de Diputados no se hace lugar al pedido. Además demandarían al legislador por daños y perjuicios

Posadas. En la primera resolución realizada por la mesa de conducción nacional de la Unión Cívica Radical, se ratifica lo actuado por el Distrito Misiones, en cuanto a la aceptación de la renuncia del diputado provincial Orlando Schuster y el pedido elevado a la Cámara de Legisladores de la Provincia para que realice los trámites que correspondan para reemplazarlo.

El artículo primero de la resolución, que firma el presidente del partido a nivel nacional, el senador Gerardo Morales, y el secretario general del partido, Mario Jaraz, resuelve “ratificar el reclamo efectuado por el comité central provincial de la UCR distrito Misiones ante la Cámara de Representantes de la Provincia, en cuanto a la aceptación de la renuncia del diputado provincial, Orlando Antonio Schuster”. En el segundo artículo, ratifica “el pedido de reemplazo pertinente, por quien corresponda en el orden de la lista oportunamente proclamada, y desconocer cualquier representación parlamentaria del referido Schuster”.

De esta manera el radicalismo, por primera vez, avanza en un cambio de diputados por el incumplimiento de un mandato partidario.

“Es la primera vez que se hace algo así, pero ya es tiempo de que quienes incumplen con su deber y con la representación que le corresponde, sean responsables y paguen por sus hechos”, sostuvo María Losada, titular de la UCR en Misiones.

Desde el partido centenario, afirmaron que se seguirán todos los procesos políticos y judiciales que correspondan para que la Cámara de representantes deje de lado a Schuster y lo reemplace por su inmediato seguidor, según lo fija la ley, que en este caso sería Gloria Llamosas. Pero la banca también podría quedar vacía, ya que no se puede reemplazar a un legislador a un año de que se cumpla su mandato.

Esta última posibilidad no preocupa a la dirigencia del partido centenario, ya que “es preferible que la banca este vacía y no que se use a favor de otra fuerza política”, según manifestó Losada.

Medidas a seguir

En primer lugar, la representación del partido en Misiones reiterará la presentación ya realizada, donde se solicita a la Cámara de Representante que se desplace a Schuster de su banca y se lo reemplace, pero esta vez lo acompañará la ratificación realizada por la máxima autoridad del partido a nivel nacional.

Si desde la Cámara de Representantes, nuevamente, no se reciben respuestas, entonces Gerardo Morales, el titular nacional del partido y sobre quien pesa la responsabilidad jurídica del mismo, recurrirá a la Suprema Corte para que defina la situación y excluya a Schuster de la Cámara misionera.

“Vamos a llegar hasta las últimas consecuencias en este tema y si hace falta vamos a recurrir a la Corte Suprema de Justicia para que Schuster deje la banca que le pertenece al partido y no a las personas”, sostuvo Losada.

Sobre esto existe un antecedente inverso, y sobre el que el radicalismo cimentará su pedido a la corte. En 2005, Luis Patti fue electo diputado nacional, pero por las sospechas de que habría actuado en actos de violación de los derechos humanos durante la última dictadura, los miembros del Congreso prohibieron su asunción al cargo. El 8 de abril de 2008 la Corte Suprema de Justicia habilitó la asunción de Patti como diputado nacional. Esto sentó un precedente sobre el papel de la Corte Suprema.

Con el diputado provincial el caso es a la inversa. Al asumir, Schuster firmó la aceptación al cargo refrendando lo dispuesto en el artículo 112 de la Carta Orgánica Provincial de la UCR. Esto se firma reconociendo que las bancas son ocupadas en nombre y representación de la UCR y aceptando la renuncia a la misma para el caso de incumplimiento de los mandatos.

Por esto, para la UCR, la renuncia de Schuster es un hecho y “la Legislatura debe motorizar los mecanismo necesarios para que el partido recupere la banca que le corresponde, según el artículo 4º de la ley de partidos políticos”, sostiene Losada.

“La titularidad de las bancas de los cuerpos deliberativos son de pertenencia de los partidos políticos que postularon las candidaturas correspondientes. Únicamente resultará admisible el reclamo de la banca al diputado que la ejerza por el partido o agrupación política al cual representa, en los supuestos de renuncia, afiliación y/o incorporación a un partido o agrupación política distinta a aquel que lo postuló como candidato”, reza la el artículo 4ª de la ley provincial Nº 4081.

Rechazo de los electores

Desde la UCR Misiones, sostienen que es necesario que se paguen los daños políticos y económicos que ocasiona que un diputado elegido por determinada fuerza política, cuando decida dar la espalda a los mandatos partidarios y tomar decisiones por si solo.

“El rechazo que provocan este tipo de acciones es incalculable, ya que a un legislador se lo votó para que cumpla determinado papel y termina haciendo lo contrario. Esto genera el rechazo de los electores y alguien debe ser responsable de eso”, sostuvo Losada.

“También genera un daño económico contra el partido, es hora de que quienes tienen este tipo de actos se hagan responsables y respondan con su persona y su patrimonio a este tipo de daños”, concluyó la titular de la UCR en Misiones, quien sostuvo que el partido recurrirá a la justicia para realizar un juicio por daños y perjuicios contra Schuster.

Además, si la Cámara de Representantes de Misiones, no motoriza el desplazamiento de Schuster, tras recurrir a la Corte Suprema, también denunciaran a ésta por daños y perjuicios. Con este hecho, único en el país, el radicalismo marca un antecedente histórico que parecía impensado en la política argentina de hoy, que aquellos representantes que son elegidos por el voto popular puedan ser sancionados, política y jurídicamente, al faltar con el mandato dado por el pueblo en las urnas. Ante este tipo de acciones, sostienen algunos dirigentes, se debe abrir un debate respecto a quien debe responder un legislador, o cualquier funcionario electo por el voto popular, si a sus propias decisiones, y a veces conveniencias, o al mandato dado por el pueblo a través de las urnas.

Cronología de una bancada conflictiva

Al aceptar el cargo de candidato a diputado provincial por la Unión Cívica Radical (UCR), para las elecciones de octubre de 2005, los integrantes de esa lista, entre los que se encontraban Pablo Andersen y Orlando Schuster, firmaron un documento donde aceptaban el cargo los preceptos de la Carta Orgánica partidaria. En el mismo documento que firmaron, se imprime el artículo 112 de dicha carta, el cual da cuenta de que las bancas se ocupan en nombre y representación del partido y que incumplir el mandato que el partido emita, es renunciar al cargo que se ocupa. El artículo primero de la resolución 4/08 de la Convención Provincial de la UCR reza “otorgar mandato partidario a los señores diputados provinciales que ocupan bancas por la UCR, Pablo Andersen y Orlando Schuster, para que no voten como autoridades de Cámara de Representantes de la provincia a ningún legislador del Frente Renovador”. Amboslegisladores fueron notificados por carta documento de este mandato partidario. Pablo Andersen optó por ausentarse el día de la elección de autoridades, no sin antes haber manifestado que el elegiría al actual presidente de la la Cámara. Schuster se presentó a la sesión y las autoridades de la UCR consideran que incumplió con el mandato partidario dando su voto a favor del presidente del cuerpo.

Comentá la nota