Piden al Papa retractarse por el caso del obispo nazi

Piden al Papa retractarse por el caso del obispo nazi
Entidades judías y gitanas en Alemania exigieron a la Iglesia Católica "cambiar su postura tibia y abrir sus archivos de la Segunda Guerra”.
Diversas organizaciones de las comunidades judías y gitanas de Alemania exigieron que el Papa Benedicto XVI se retracte y deje sin efecto la anulación de la excomunión del obispo tradicionalista británico Richard Williamson, dada a conocer por el Vaticano hace pocos días.

Charlotte Knobloch, presidenta del Consejo Central de la comunidad judía en Alemania, advirtió que si se mantiene esa decisión se dificultaría el diálogo interreligioso con la iglesia católica. "Para mí, como superviviente -del holocausto- me es imposible continuar con el diálogo" con la iglesia católica, dijo Knobloch.

El pasado fin de semana, el Papa Benedicto XVI había anulado la excomunión dispuesta en 1988 contra cuatro religiosos, miembros de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X. Entre ellos se encuentra el británico Richard Williamson, conocido por haber negado publicamente la existencia del holocausto sufrido por los judíos durante el régimen nazi alemán.

Knobloch supone que la rehabilitación de Williamson no fue algo "pensado a fondo" y espera que el Papa rectifique. "Siempre es difícil corregir algo que es público, pero las religiones saben cómo hacerlo", dijo.

El Consejo Central de la comunidad sinti y romaní de Alemania, que aglutina a parte de la población gitana el país, también perseguida durante el nazismo, apoyó hoy en una declaración pública la postura de los judíos. “La Iglesia católica debe cambiar su postura tibia frente a la historia y, entre otras cosas, abrir completamente sus archivos de los sucedido durante la Segunda Guerra Mundial”, señala Romani Rose, el titular de la organización.

Wolfgang Benz, historiador del Centro de Estudios del Antisemitismo de la Universidad Técnica de Berlín, se mostró "horrorizado" por la rehabilitación de Williamson. "Es incomprensible que el obispo vuelva al seno de la iglesia católica justo dos días antes de la conmemoración de las víctimas del holocausto", expresó el científico a la radio local.

El rehabilitado Williamson había cuestionado en una entrevista divulgada la semana pasada la existencia de las cámaras de gas en los campos de exterminio y dijo que los nazis no asesinaron a seis millones de judíos sino "sólo de 200.000 a 300.000".

El portavoz de Benedicto XVI, Federico Lombardi, aclaró sin embargo que "las declaraciones de Williamson no pueden ser compartidas bajo ningún concepto por la Iglesia Católica y el Papa".

Pese a ello, la polémica levantó vuelo y hoy el rabino en jefe de Roma, Riccardo Di Segni, advirtió que "el problema no es sólo Williamson", quien para Segni constituye sólo la manifestación que aflora de una cierta actitud y posición respecto a los judíos.

Al mundo hebreo le preocupa, explicó, "todo un pensamiento teológico que pone en discusión las posiciones del Concilio Vaticano II respecto a los judíos". Por ende, concluyó, "se necesita mucha más que una retractación, si eso ocurrirá alguna vez", según informó hoy la agencia de noticias ANSA.

Una vez anulada la excomunión de los religiosos una catarata de críticas a la decisión del Papa saltó desde diversas comunidades y autoridades religiosas judías, entre ellas el rabino David Rosen, que calificó a Williamson como una persona "claramente antisemita". Para Rosen, la anulación de la excomunión es un "paso que contamina a la Iglesia entera".

El presidente de los rabinos italianos, Giuseppe Laras, también se mostró consternado por el hecho, tras manifestar que ésta "no es una forma de actuar que distienda la situación entre cristianos y judíos.

La excomunión de los cuatro obispos se produjo en 1998 cuando Lefebvre rechazó las reformas implementadas durante el Segundo Concilio Vaticano en los años 60. Los cuatro prelados habían sido ordenados por el arzobispo disidente francés Marcel Lefebvre, quien se oponía a lo que consideraba reformas liberales dentro de la iglesia. Varios obispos ultraconervadores, nucleados en torno a Lefebvre (quien falleció en 1991) criticaban la reconciliación con el judaísmo y la cooperación con otras confesiones cristianas impulsadas por el Concilio.

El decreto del Papa, el sábado pasado, que revisa la excomunión, destaca el deseo del Vaticano de estabilizar las relaciones con la hermandad, estimular la unidad de la Iglesia universal y superar "el escándalo de la división". El Papa manifiesta además su fe en la promesa escrita por los afectados sobre su disposición a dialogar con la Santa Sede sobre las diferencias existentes.

En tanto, en Alemania, país de origen del Papa, Williamson enfrenta una investigación por sus declaraciones, pues aunque la entrevista fue emitida en Suecia, fue realizada por un periodista de televisión mientras visitaba un seminario sobre la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, en la ciudad alemana de Ratisbona. Negar el Holocausto es considerado un delito por la ley alemana.

Comentá la nota