Piden que no se municipalice la recolección de la basura

El PJ dice que, a la larga, la estatización será más cara que el actual sistema. El tribuno de Cuentas, Aroldo Argüello, propone que el Municipio se quede con el 51% de Gamsur y controle la empresa
"La municipalización de la recolección de la basura va a terminar siendo, a la larga, más onerosa que Gamsur". Esa frase está incluida en una carta que el representante del PJ en el Tribunal de Cuentas, Aroldo Argüello, le envió al intendente Juan Jure.

Argüello sostiene que la municipalización terminará siendo nociva y propone que el servicio siga en manos de una empresa, aunque con control estatal. Lo que propone el tribuno es que el gobierno municipal, que tiene el 10 por ciento, les compre a los privados otro 41 por ciento y, entonces, que la empresa quede bajo el control del Municipio.

"La ciudad de Río Cuarto, y durante la administración anterior, tenía una ‘mucama de lujo’; es decir, un servicio de higiene que no estaba en condiciones de pagar. A pesar de ello, la administración anterior les ocultó la verdad a los vecinos y pasadas las elecciones se blanqueó la realidad. Hoy, con el objeto de bajar los costos, se municipalizaría el servicio, el que, a la larga, será más oneroso y la mucama de lujo por horas pasará a ser una mucama cama adentro", dice el representante del PJ en la carta que le envió al intendente.

Actualmente, mientras los socios de Gamsur presionan para que el gobierno pague al menos 3 millones de pesos, en el Ejecutivo están analizando cuál será la mejor forma legal que debería dársele al nuevo ente estatal de higiene urbana. Se debate entre diferentes formas de ente municipal, entre un estilo desconcentrado y uno, más libre, descentralizado.

Pero hay voces en el PJ que reclaman, directamente, que se abandone la municipalización porque, según dicen, el intendente estará comprando un problema de fondo a largo plazo.

"El sistema de recolección de residuos municipalizado a la larga tiene costos mayores, se hace dificultoso el control, suele ser usado como botín de guerra del partido gobernante para designar personal de favor y, en su momento, se salió de él porque era más caro", manifiesta Argüello en la carta a Jure.

Una de las principales preocupaciones que genera la municipalización es la planta de personal, que pasará completa al Estado, con sueldos mayores y, además, con el adicional de antigüedad que no cobran los empleados municipales desde 1996. Ya hubo la semana pasada planteos salariales de un grupo de trabajadores que están haciendo planteos por fuera del gremio de los municipales que comanda Walter Carranza.

"El actual sistema no es malo. Cómo va a serlo si al Presidente de la empresa lo designa el Municipio y tiene una acción dorada que le permite gerenciar la empresa. El error estuvo en haber contratado un servicio que no se podía pagar y en la falta de gestión del director público de la administración anterior. Señor intendente, no soy privatista, pero pasé los 51 años y experimenté el sistema que hoy se quiere establecer y, respetuosamente, creo que a la larga es más cara la municipalización", dice el tribuno opositor.

Y propone que, para garantizar un buen servicio y mantener las fuentes laborales, debería esperarse que se cierre el balance 2008, se valúen las acciones y comprar el 41 por ciento de las acciones. Así, el Estado se quedaría con el 51%. "Un esquema similar funciona con éxito desde 1969 en la ciudad y es el Mercado de Abasto S.A.".

Hasta ahora, el proyecto del oficialismo no se ha conocido.

Comentá la nota