Piden un monumento en honor a María Tartaglia

Homenaje: la madre de Lucía Tartaglia mantuvo la lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia en la provincia de La Pampa, mientras los gobernantes y sectores políticos apostaban al olvido. Piden que el monumento sea un reconocimiento a todas las madres y Abuelas de Plaza de Mayo.
La Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Santa Rosa pidió en el Concejo Deliberante que se levante un monumento en honor de María López de Tartaglia, la madre de Lucia Tartaglia, una estudiante pampeana desaparecida durante la dictadura militar.

Para la Asamblea, María Tartaglia -quien falleció el 6 de enero de 2009- representa "la figura de una tenaz luchadora de los DD.HH.. La mujer que junto a sus hijos y en soledad absoluta inició en plena a dictadura militar su camino por la Memoria, la Verdad y La Justicia ante el secuestro y la desaparición de su hija Lucía y su nieto/a nacido en cautiverio".

María López nació en Santa Rosa en el año 1927, según precisa un documento de la AP.DD.HH., en su juventud conoció a Felipe Tartaglia un inmigrante italiano con quien se unió en matrimonio y tuvieron tres hijos: Lucía Rosalina Victoria, Graciela María y Aldo Victorio.

En el año 1971, María Tartaglia inscribió a Lucía en la Facultad de Derecho de La Plata. "Al poco tiempo comienza su militancia política en las FAEP (Frente de Agrupación Eva Perón) para pasar luego a la FUP (Federación Universitaria Peronista) y finalmente a la organización Montoneros". En un clima de movilización social, luego de la llegada de Héctor Cámpora al gobierno, del regreso y muerte de Juan Domingo Perón y del gobierno de Isabel Martínez, Lucía Tartaglia tuvo gran participación política y militancia.

Lucía Tartaglia fue una de las víctimas del terrorismo de Estado. Fue secuestrada entre los días 24 y 25 de noviembre de 1997. El 25 se iba a encontrar con su madre. Desde entonces está desaparecida. La familia, por cartas de Lucía y por información de otros detenidos que salvaron su vida, sabe que la joven pampeana tuvo un hijo en cautiverio.

La dictadura militar fue enfrentada por un grupo de Madres (de Plaza de Mayo) que desafiaron los métodos siniestros de la desaparición de personas.

La APDD.HH. señala que ‘María López fue una de esas Madres, en esta isla que intencionadamente llamaron una isla, ella siguió reclamando, levantando la bandera de la lucha contra la Impunidad y el Nunca Más".

María López contó la historia de su hija y su nieto/a, participó de todas las denuncias, estuvo en cada acto de la Memoria. "Tomó la lucha de los 46 desaparecidos pampeanos, cada atardecer llegaba al Parque recreativo Don Tomás, iba al espacio verde donde figuraban los nombres de nuestros compañeros", señala la APDD.HH..

En ese lugar, en el monumento a la Memoria descansan los restos de María López de Tartaglia. "Allí como madre del amor los abraza y nos enseña la solidaridad que nunca debemos perder", dice la Asamblea.

"María López merece un reconocimiento de esta ciudad que amó. El lugar donde debe realizarse es allí donde están los nombres de nuestros desaparecidos, por los que luchó, a los que amó. Santa Rosa debe honrar a esta querida madre, los pampeanos lo haremos con todas las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, las madres de nuestros 30.000 desaparecidos".

Comentá la nota