Piden al ministerio de Gobierno que apoye el servicio de guardavidas de Bariloche

El Concejo Municipal aprobó un proyecto de comunicación dirigido a la cartera de Gobierno provincial para que se incluya a Bariloche en el denominado Fondo de Asistencia Técnica que permitió a otros municipios contar con asistencia para financiar el funcionamiento de los guardavidas durante el verano.
La iniciativa aprobada -presentada por los ediles del Frente Grande, Silvia Paz y Alfredo Martín- comunica al Ministerio de Gobierno de la Provincia de Río Negro, la necesidad de incluir a Bariloche dentro del Fondo de Asistencia Técnica y destinar cualquier otro fondo que se disponga para garantizar el servicio de guardavidas de la cuidad. Es que, según se señala entre los fundamentos, la Provincia destinó para las localidades de Viedma, San Antonio Oeste y Sierra Grande unos 600 mil pesos por toda la temporada pasada.

En el presupuesto 2010, presentado por el Ejecutivo, en el municipio se prevé destinar 453 mil pesos para sostener el servicio de Guardavidas el año próximo.

Según se explicó en el proyecto, la ciudad se encuentra rodeada de espejos de agua, tales como el Lago Moreno, Nahuel Huapi, Gutiérrez, Río Ñireco, Río Ñirihuau, entre otros, y "estos lugares son visitados por numerosos vecinos de nuestra ciudad y turistas, pero no todas las playas cuentan con el servicio de guardavidas".

"En la actualidad hay seis playas autorizadas, Playa Centenario, Playa Del Centro, Playa Bonita, Lago Moreno, Playa Bahía Serena, Club de Regatas, Playa los Coihues, y el Natatorio Municipal, y cuentan con aproximadamente 26 guardavidas, que empiezan a trabajar el 15 de diciembre hasta el 15 de marzo, esto no es suficiente, ya que nuestra ciudad cuenta con una extensa superficie de costas que son utilizadas como espacios recreativos y no están incorporadas al servicio de guardavidas", se señaló.

Para los concejales "es fundamental que el servicio de guardavidas esté garantizado, para prevenir hechos que, por negligencia, desconocimiento o fatalidad pongan en riesgo la integridad física de las personas durante su estadía en las playas, como lo que sucedió en el Río Ñirihuau el pasado 14 de enero donde un joven de 16 años se ahogó al tratar de salvar a su hermana, en un lugar que no cuentan con guardavidas y es muy utilizado por vecinos de nuestra ciudad". (ANB)

Comentá la nota