Piden que se llame a concurso para ocupar cargos en el Indec

Economistas y analistas afirman que debe ser el primer paso para normalizar el organismo
Los cambios en el gabinete nacional reabren la posibilidad de refundar el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Después de dos años y medio de intervención oficial, economistas y analistas explican que la tarea no será nada fácil, aunque destacan que la actual coyuntura ofrece una oportunidad única, ya que la desaceleración de la actividad económica provocó que la brecha entre las estadísticas oficiales y la inflación real, que es uno de los datos más cuestionados, se haya reducido notablemente en los últimos meses.

Si bien a Guillermo Moreno ya lo han dado por renunciado a su cargo de secretario de Comercio Interior varias veces y siempre logró sobrevivir, esta vez su permanencia en el Gobierno parece seriamente amenazada, lo que reabre la posibilidad de que las estadísticas oficiales vuelvan a ser creíbles.

En este punto, la coincidencia es casi absoluta, y los economistas consultados por LA NACION aseguran que el primer paso para que el Indec recupere la confianza de la sociedad es precisamente la salida de Moreno, que fue el impulsor de la intervención del organismo, de manera que el Indec empiece a recobrar la autonomía perdida.

El segundo paso es llamar a un concurso público para cubrir algunos puestos clave, incluyendo el cargo de director general del Indec, que es un puesto que históricamente fue designado por el ministro de Economía de turno. "La normalización del Indec tiene que llegar a partir del llamado a concurso para ocupar los cargos ya vencidos y aquellos que están siendo cubiertos por técnicos y sin concurso. Durante la transición se puede trabajar con una autoridad provisoria, que tiene que estar a cargo de alguien que cuente con un alto prestigio académico", explica el economista Jorge Todesca, socio de la consultora Finsoport.

Conflictos internos

Su colega Marina Dal Poggetto, del Estudio Bein & Asociados, señala que una alternativa para empezar a recuperar el terreno en forma rápida es convocar a los técnicos que quedaron fuera del Indec cuando la gente de Moreno hizo su irrupción en el organismo en enero de 2007. "Lo primero que se puede hacer es poner a trabajar a la gente que ya estaba en el Indec y que fue desplazada por Moreno. El momento para hacerlo es ahora, porque hay que aprovechar políticamente que la inflación está en baja", explica la economista.

Los analistas privados, además, advierten que cualquier tarea de normalización del organismo de estadísticas se puede ver dificultada por conflictos internos dentro del ente oficial, especialmente a partir de los enfrentamientos entre las comisiones gremiales de los sindicatos con presencia en el Indec: UPCN -que es afín a la actual gestión del organismo- y ATE, que desde un primer momento se mostró contrario a la intervención morenista y viene realizando periódicos actos de protesta.

"Dentro del Indec hay una interna sindical muy fuerte, que llevó a que se perdiera mucha información de base", explica Dal Poggetto.

Fausto Spotorno, del estudio de Orlando J. Ferreres, por su parte, se inclina por barajar y dar de nuevo en materia de inflación, lo que incluye la creación de un nuevo índice de precios al consumidor. "Hay que empezar a trabajar para rearmar todo lo que se hizo con la inflación, incluyendo un nuevo índice de precios. En este sentido, lo más difícil va a ser reconstruir las series para atrás, aunque ésta no es una tarea urgente", señala Spotorno.

Los economistas además coinciden en que el gran desafío para normalizar el organismo que concentra las estadísticas oficiales será tomar una decisión con respecto a los bonos indexados por la inflación. En teoría, estos bonos fueron uno de los motivos que estaban detrás de la decisión de Moreno de intervenir el Indec, bajo la idea de que subvalorando la inflación el país ahorraba millones de dólares en el pago de intereses de la deuda.

"Frente esta dilema hay dos alternativas. Una es reconocer la deuda que se generó con los tenedores de estos bonos. La segunda, que es la más probable, es hacer borrón y cuenta nueva y empezar de cero, como si nada hubiera pasado", explica Spotorno.

La inflación oficial se acerca a la real

* A la espera de una normalización de las estadísticas oficiales, mañana el Indec dará a conocer la inflación de junio. Según las estimaciones privadas, por segundo mes consecutivo el costo de vida real se ubicará claramente por debajo del 1% como producto de la menor actividad económica. Para el Indec, la desaceleración de la inflación será aun más marcada y se estima que mañana el ente oficial informará que en junio el índice de precios al consumidor se ubicó en torno del 0,3%, con lo cual la suba acumulada en la primera mitad del año estará claramente por debajo del 3 por ciento.

Comentá la nota