Piden limitar la construcción de edificios en un sector de La Perla

El planteo fue analizado ayer en la comisión de Obras, donde los concejales resolvieron pedirle un informe a la Secretaría de Planeamiento para comenzar a analizar si es posible darle curso favorable al pedido.
Vecinos de la zona de La Perla pidieron que el Concejo Deliberante modifique los indicadores urbanísticos de un sector del barrio comprendido por las calles España, 20 de Septiembre, Maipú y Balcarce, para impedir que se construyan edificios de gran altura.

El planteo fue analizado ayer en la comisión de Obras, donde los concejales resolvieron pedirle un informe a la Secretaría de Planeamiento para comenzar a analizar si es posible darle curso favorable al pedido.

Guillermo Hagen, vecino de la zona, le explicó ayer a LA CAPITAL que los habitantes de este sector de La Perla perciben que existe una gran cantidad de viviendas en venta, por lo que temen que algunas sean adquiridas para demolerlas y aprovechar los lotes para construir edificios.

"Hay preocupación porque nuestro barrio comience a ver alterada su fisonomía con la aparición de construcciones en altura", explicó Hagen, quien integra una junta vecinal desde la cual, se está reclamando que el Concejo evite que esta zona sufra una transformación desfavorable en su paisaje. "Este sector de La Perla se caracteriza por tener casas bajas y muchos chalets tradicionales que habría que proteger", explicó.

El concejal radical Fernando Rizzi apoya el planteo que están haciendo los vecinos. Según le explicó a LA CAPITAL, en esta zona existen viviendas "construidas en la década del '40, que son insustituibles" por lo que resulta vital preservarlas. El concejal precisó que el sector tiene un indicador urbanístico R1, que admite la construcción de edificios de hasta 40 metros de altura. "Es decir que puede haber edificaciones de entre 10 y 14 pisos", precisó.

Rizzi consideró que debería evitarse que proliferen este tipo de construcciones, ya que esto podría derivar en la demolición de viviendas tradicionales y en perjuicios para quienes ya viven en la zona. "Simplemente habría que cambiar la nomenclatura para que este siga siendo un distrito amigable para los vecinos", señaló.

El temor porque la expansión del negocio inmobiliario a este sector se extienda, ya tiene una fundamentación concreta. Hace pocas semanas, ya fue demolido una vivienda ubicada en la esquina de Balcarce y Salta, con la aparente intención de construir allí un edificio. "Era un chalet con un gran valor histórico y arquitectónico que lamentablemente ya no está", señaló Hagen.

Comentá la nota