Piden que la justicia investigue la obra del acuífero de la Ceel

En la presentación se sostiene que existieron irregularidades en la contratación de los encargados de la obra. El consejo administrativo no acompañó la denuncia
Eldorado. La sindicatura de la Cooperativa Eléctrica Eldorado Limitada (Ceel) y la Comisión Investigadora, de la misma entidad, realizaron formalmente, ayer, una denuncia penal solicitando a la justicia iniciar una investigación en torno a las diversas irregularidades que se ha cometido en la obra de perforación del Acuífero Guaraní. La denuncia fue presentada ante el Fiscal Edgardo Doldán del Juzgado Penal Nº 1 de la capital del trabajo.

En la acusación se menciona, puntualmente, que hubo un trabajo de prestación que no se llegó a concretar.

“Hubo ciertas irregularidades en la contratación de los encargados de la obra”, indicó el Síndico titular Marcelo Larraburu, quien acompañó en la presentación de la denuncia.

En tanto, el Juez Pedro Racagni -delegado- integrante de la comisión investigadora, señaló a El Territorio que pretenden que se avance en una investigación para comprobar si existió el delito de malversación de caudales privados y públicos.

La ley considera a este delito, “cuando los consejeros que actúan como mandatarios, lo practican en forma abusiva beneficiando a un tercero o propio”.

El contrato, según el delegado, no tiene radicación, respaldo material, técnico y moral. Además, en lo económico, la Ceel tuvo que comprar equipos y subsidiar a los empleados de la empresa.

Lo inexplicable, para Racagni es que el terreno donde se realizó la perforación “no está escriturado en nombre de la cooperativa”. Y tampoco existe registro ante Ecología y la municipalidad sobre el proyecto.

El contrato inicial fue de 1.750.000 pesos pero “después la Cooperativa siguió poniendo y tenía entre sus obligaciones, además del precio, proveer agua y energía eléctrica, y después tuvo que salir a comprar equipos. Se estima en el orden de los 3.500.000 pesos y 4 millones de pesos, que le significaron de pérdida a la Ceel la perforación del acuífero sin que haya obtenido nada a cambio”, indicó el delegado cooperativista.

Por otra parte los consejeros actuales de la administración de la Ceel “no quisieron formular la denuncia acerca de esta situación lamentable, solo tuvimos el acompañamiento del síndico”, señaló Pedro Racagni.

El contrato

El contrato de inicio de la perforación del Acuífero Guaraní con la empresa brasileña CTS se firmó en junio del 2005 cuando en la presidencia de la entidad eldoradense estaba Carlos Echenique y el tesorero del Consejo de Administración era César Schultz.

La obra está emplazada en el predio que posee la cooperativa, ubicado en el kilómetro 6 de la ciudad. En principio se había estimado por parte de la Ceel una inversión de 1.270.000 pesos, y posteriormente ascendió a 1.750.324,20 pesos.

Se estimaba que la perforación iba a dar un caudal superior a los 300 mil litros hora, y que podía llegar a superar los 400 mil litros hora.

En el proyecto se señaló que el agua obtenida rondaría en 48º a 49º grados centígrados de temperatura a ser encontrada en aproximadamente 1.200 metros de profundidad, y en la superficie dependería de la profundidad y velocidad del agua extraída aunque oscilaría en unos 42 grados.

Esto sería agua tibia para ser utilizada como termal y el mayor volumen ingresaría a un sistema de enfriado, para la potabilización y distribución por cañerías y posterior consumo humano. Desde hace 18 meses que la obra esta paralizada. La rescisión del contrato se concretó el año pasado.

Comentá la nota