Piden que la Justicia cite a Kirchner

La oposición quiere que el ex presidente explique su relación con el venezolano
Un día después de que el maletero Alejandro Guido Alejandro Antonini Wilson ratificara, en una extensa entrevista con LA NACION, su versión de que Néstor Kirchner estaba al tanto de todos los detalles del escándalo de la valija, la oposición en bloque reclamó que la Justicia cite a declarar al ex presidente.

La jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, fue incluso un paso más allá y confirmó que pasado mañana denunciará penalmente al presidente del PJ porque lo considera "jefe de una asociación ilícita".

"Esto [por la entrevista que publicó LA NACION] es un elemento más que prueba la asociación ilícita que encabeza Kirchner", dijo Carrió. La dirigente de la CC presentará un denuncia penal por defraudación al Estado, evasión impositiva y asociación ilícita, basada sobre todo en la reforma previsional que pretende estatizar las AFJP.

Carrió cree que el objetivo del Gobierno es que apenas sea sancionada la ley, "se largue un gran plan de obras públicas, comandado por Julio De Vido [el ministro de Planificación Federal] y Néstor Kirchner, que mandará el dinero de los jubilados a una asociación ilícita".

Pero además asoció ese tema con el intento de ingresar en el país una valija con 800.000 dólares, porque lo considera parte del mismo plan. Carrió dijo que no tenía elementos de prueba para decir que Cristina fuera parte de esa supuesta asociación ilícita.

No obstante, la dirigente de la CC no fue la única que pidió que Kirchner concurriera a Tribunales.

"Si hay Justicia independiente, no puede pasar un día más sin que se cite a comparecer a Néstor Kirchner", la secundó la ex diputada Margarita Stolbizer, aliada radical de Carrió.

"Si se comprueba la veracidad de sus dichos [por las expresiones de Antonini], la Justicia tendrá que citarlo de inmediato a declarar como a cualquier hijo de vecino" coincidió desde Pro el diputado Luis Galvalisi (Capital).

En una entrevista de tres horas publicada ayer en LA NACION, el venezolano volvió a comprometer al Gobierno en el caso, y sostuvo que el ex funcionario kirchnerista Claudio Uberti le había dicho que Néstor Kirchner lo iba a "bancar a muerte por no haber hablado cuando se desató el escándalo".

Para el presidente de la UCR, Gerardo Morales, "su argumento [por Antonini] es creíble porque Kirchner maneja toda la botonera, todos los controles del Gobierno".

En tanto, para el diputado radical Mario Negri (Córdoba) Antonini Wilson probaría sus dichos si viniera a la Argentina a declarar a la Justicia. "Tendría que venir, si lo que dice es cierto, sería una gran contribución para la Justicia, pero si no viene, su conducta no aplica", sostuvo.

Por su parte, el diputado Carlos Raimundi (SI) expresó a LA NACION que "Antonini no parece una persona confiable, pero todos sabemos que hubo mecanismos espurios en el financiamiento de la campaña".

A la vez, Eduardo Macaluse coincidió con su compañero de bancada Raimundi al sostener: "[Antonini] no me parece de confianza, pero eso no quita que el Gobierno nos debe muchas explicaciones".

Mientras la oposición ayer pedía explicaciones, el Gobierno prefirió guardar silencio y no hizo ningún comentario sobre las declaraciones de Antonini. A diferencia de otros momentos en que la Casa Rosada salió a descalificar a Antonini, esta vez hubo un silencio absoluto.

Comentá la nota