Piden juicio político para la cúpula del STJ

El Expediente 619/09 ingresado ayer a la Cámara de Diputados pide que se realice un jury a los cincos miembros del máximo tribunal de justicia de la provincia.
Los jueces del Superior Tribunal de Justicia enfrentan la posibilidad de un juicio político en caso de que prospere el pedido elevado a la Cámara de Diputados del Chaco por Amílcar Romanut.

La presentación, que lleva el número de expediente 6190/09, ingresó ayer a las 11.47 por mesa de entradas del Poder Legislativo, y contempla el pedido de destitución para los ministros Alberto Modi, María Lucas, Rubén Avalos, Ricardo Franco y Rolando Toledo.

Ahora el material deberá ser analizado por el Legislativo provincial, el cual deberá determinar si da lugar a lo denunciado o desestima la acusación

El documento, al que tuvo acceso exclusivo este diario, tiene como fundamento lo dictaminado por la Acordada 3042/08 en la cual se dictamina que todas las causas en las que Romanut participe como demandado o demandante, queden bajo la jurisdicción del juez del Juzgado Civil y Comercial 8, Diego Derewicki.

Sin embargo, sostiene Romanut, «nunca se me preguntó si aceptaba que dicha jurisdicción quedara firme», con lo cual «al negárseme el derecho a defensa, vuelven a cercenar mis derechos, con una acordada inconstitucional, ejerciendo un claro prevaricato».

De acuerdo con su testimonio, los miembros del STJ están inhibidos de actuar ante cualquier presentación que haga, por haberle iniciado una querella penal debido a otras acusaciones que fueron desestimadas por la Legislatura chaqueña.

En el petitorio solicita que se realice el jury teniendo en cuenta los fundamentos aportados y «la discriminación, persecución, temeridad y malicia... agravados por la demostrada manifiesta ignorancia del derecho que asienta vergonzosamente la inseguridad jurídica» ejercida contra su persona.

En tanto pide que una vez reunidas y producidas las pruebas, se proceda a enjuiciarlos, y a su «inmediata destitución», debido a la «gravedad de lo que se denuncia». La misma, sostiene, «debe hacerse en forma inmediata».

Romanut afirma que la aplicación del nuevo software aplicado en la Justicia, denunciado esta semana por la jueza Iride Grillo, representa una «clara persecución ideológica a toda persona que no profese sus ideas o no comparta las ideas del líder de ese grupo».

Respecto al pedido del juez Derewicki, solicita que se eleve un pedido de informe al magistrado para que detalle los porqué de la solicitud realizada y, también, cuáles fueron los argumentos por los cuales «Romanut no tiene derecho a recusar al juez ni renunciar a esa jurisdicción-competencia».

Otros

pedidos

En otro pasaje de su presentación, Romanut destaca que no es la primera vez que decide solicitar el jury contra los ministros del STJ.

Recordó que en otras oportunidades «se rechazaron las presentaciones por infundados motivos que, conforme a antecedentes, no ha procedido a una precisa, clara y profunda investigación analítica de lo que se denunciaba». Para que no queden dudas, afirmó: «Nunca se investigó».

«Hoy vuelvo a demostrar no solamente lo inconstitucional de su integración, sino la animosidad de los mismos si no profesan con sus ideas», relata en uno de los apartados.

Comentá la nota