Piden al IPPIS que tome posición frente a los intentos de desalojos

Miembros de las comunidades del pueblo Tastil, de la zona de Quebrada del Toro, en el departamento Campo Quijano, y el vicepresidente del Instituto de Pueblos Indígenas (IPPIS), Miguel Siarez (del pueblo Kolla) ratificaron ayer que los desalojos de comunidades originarias están prohibidos por la ley 26160, que ordena la realización de un relevamiento de la propiedad comunitaria aborigen que en este momento se está llevando a cabo en la provincia.
Unas 30 familias de la Comunidad Las Cuevas, del pueblo Tastil, están en estos momentos siendo sometidas a un juicio de desalojo de las tierras que habitan ancestralmente.

Por eso ayer se movilizaron por las calles de esta ciudad: el reclamo concluyó en la sede del IPPIS, al que exigieron que se pronuncie sobre la pretensión de desalojar a habitantes originarios y que agilice el trámite de entrega de las personerías jurídicas a cuatro comunidades, Las Cuevas, del Sol, Incahuasi y El Gólgota.

En ausencia del presidente del IPPIS, Ernesto Killo (tapiete), los manifestantes fueron recibidos por Siarez, con quien coincidieron en señalar que los desalojos están prohibidos por la ley 26160, que declara la emergencia de la propiedad comunitaria indígena.

Asimismo, el IPPIS se comprometió formalmente a pronunciarse sobre la situación de la Comunidad Las Cuevas.

Identidades

Los manifestantes reiteraron también su reclamo para que los otros pueblos y el estado salteño reconozcan al pueblo Tastil como una de las identidades originarias de estas tierras.

El reclamo, que también comparte el pueblo Atacama, uno de cuyos integrantes participó de la movilización, generó un debate sobre el rescate y de las identidades originarias.

Ángel Barbosa, de la Comunidad El Alizal, explicó que tanto el pueblo Tastil como el Atacama, igual que quienes se señalan integrantes del pueblo Kolla, son partes de la región del Kollasuyo o Kollana, y que se si tiene en cuenta la región de procedencia, "todos somos kollas", pero "Kolla no fue una etnia, no es una sangre. Su identidad es atacama, nuestra identidad es tastil".

Comentá la nota