Piden investigar a funcionarios municipales

Involucra al intendente, al secretario de Obras Públicas y a la directora del ente descentralizado de Claromecó. Está referida a la ejecución de obras sin intervención del Concejo Deliberante
El bloque de concejales de Acción Comunal-Frente para la Victoria, solicitó a la Fiscalía local que determine si se han cometido los delitos de usurpación de funciones y/o incumplimiento de los deberes de funcionario público en la ampliación del camino costero de Claromecó y en la remodelación de la Plaza San Martín de nuestra ciudad. Con la firma de los cuatro integrantes de dicho bloque, la presentación fue efectuada en el día de ayer.

Esta denuncia involucra al intendente, Carlos Sánchez; al secretario de Obras Públicas, Roberto Aranegui, y a la directora del ente descentralizado de Claromecó, María Angélica Souto.

Arnaldo Guglielmetti indicó que "la construcción del camino costero del Pozo de Alonso al Segundo Salto y la clausura de las calles de la Plaza San Martín son decisiones del Departamento Ejecutivo en las que no se dio al Concejo Deliberante la intervención que por ley le corresponde. En este sentido, las facultades son claras, porque la apertura de calles y caminos es facultad exclusiva del cuerpo deliberativo. Pero además de la violación de las facultades mencionadas -lo que no es poco- hay circunstancias que lo hacen más grave. La prolongación del camino costero se hace en contra de la prohibición expresa de una ordenanza sancionada por unanimidad y promulgada por este intendente, que se dictó como consecuencia del estudio efectuado por la Universidad de Mar del Plata que determinó que construir caminos por sobre la cadena de médanos provoca erosión costera. Es decir, que no sólo no se han respetado las facultades del Concejo Deliberante, sino que también se han ejecutado acciones que ponen en riesgo el mayor atractivo que tienen nuestros balnearios: sus playas naturales".

Con respecto a la obra de la Plaza San Martín, Guglielmetti indicó que "no cuestionamos la obra en sí, porque en realidad la plaza necesitaba una mejora y esperamos que quede mejor que antes. Pero sí nos parece totalmente inadecuado que los tresarroyenses nos tengamos que ir enterando día a día de cómo va a quedar, porque no se ha discutido públicamente sobre el tema. Si hay un espacio común a todos los vecinos, esas son nuestras plazas, y en particular la San Martín. Y las cosas que son comunes se deben discutir en comunidad, con la apertura y transparencia para que todos podamos dar nuestra opinión y llegar al mejor resultado. Las características de nuestros espacios públicos no pueden quedar limitadas a las decisiones de dos o tres funcionarios, por muy capaces que sean, tomadas en la intimidad de una oficina. Si queremos, por ejemplo, derivar todo el tránsito vehicular a las calles laterales y hacerlas pasar por el frente de varias escuelas, discutámoslo, expongamos nuestras razones y lleguemos a una solución de consenso; porque se trata del espacio de todos".

Finalmente, Guglielmetti indicó que "esperamos a este momento porque quisimos darle al intendente la oportunidad de reconocer su error en la apertura de las sesiones ordinarias. Pero allí escuchamos un discurso en el cual se nos dijo que nuestra tarea en el Concejo sería aprobar los proyectos que enviara el Ejecutivo. Lamentablemente, con esta cerrazón al diálogo por parte del oficialismo, no nos quedó otra alternativa que presentarnos a la justicia y que sea ella la que determine si se ha violado la ley".

Comentá la nota