Piden la investigación de un funcionario

Ex personal contratado por la divisional de Agua Potable de Tinogasta presentó el pasado 6 de agosto una denuncia ante funcionarios provinciales en contra de su ex jefe, el titular de la DIPAS local, Fernando Cruz, por "haber cometido diversas irregularidades en el marco de su función pública".
Las notas fueron enviadas al secretario del Agua y del Ambiente, Oscar Doering, y al ministro de Gobierno, Javier Silva, con la intención de que se investigue el uso de personal de la divisional, como herramientas y vehículos oficiales en tareas ajenas a la institución, emprendimientos privados del funcionario o trabajos particulares encargados a él en calidad de subcontratista.

Según dijeron, "esto se viene repitiendo en los últimos dos años" y no lo habían denunciado antes porque "no teníamos todas las pruebas" que lo acrediten. A los seis denunciantes: César Quiroga, José Alanís, José Luis Vera, Abel Reales, Sergio Blanch y Pedro Olmos no se les renovó el contrato, quedando sin trabajo el 16 de julio pasado. "Nos sacó y apoyado por el intendente de Tinogasta (Simón Quintar) puso a 6 personas más en lugar nuestro. Esto no es política, es una cuestión personal que tiene con nosotros porque nos hemos negado en muchas ocasiones a hacer obras que lo beneficiaban a él y no a la institución. Pero hay gente que lo hace porque necesita el trabajo y tiene miedo de hablar y perderlo, porque él se jacta de ser muy amigo del Gobernador y que nadie lo va a correr", aseguraron.

En la nota que presentaron ante las autoridades sostienen que "el funcionario, a nuestro entender, desde el inicio de su gestión ha incurrido en numerosos hechos de corrupción en perjuicio del Estado provincial y de los vecinos de nuestra ciudad. Por ejemplo, dispuso la venta de 32 mil kilos de caños de fundición depositados en el predio de la planta potabilizadora, y la carga fue realizada por personal de la secretaría", dijeron, mencionando además otras supuestas irregularidades.

Comentá la nota