Piden intervenir al radicalismo salteño.

La solicitud, que firmaron 10 miembros de la mesa de conducción provincial, implica un freno a las internas.
La UCR salteña atraviesa una de las crisis institucionales más profundas desde el retorno de la democracia en 1983. El Comité Central, que preside Luis Espeche, aprobó en la noche del jueves último una resolución para pedir la intervención al partido. Esto implica la paralización de las internas que se iban a realizar el 5 de abril para renovar autoridades. Sectores internos no comparten la decisión, dicen que se trata de una "autointervención" y buscan reunir a la Convención Provincial para el 24 de este mes.

La resolución fue firmada por 10 miembros de la mesa de conducción provincial. La respuesta está ahora en manos del Comité Nacional de la UCR, que preside el senador jujeño Gerardo Morales.

Este cuerpo se reunirá el 20 de este mes, por lo tanto en esa fecha recién se conocerá si se hace lugar a la intervención. El aún titular de la UCR, Luis Espeche, dijo que se deberá esperar la reunión del Comité Nacional, cuyas autoridades conocen la realidad del partido en Salta.

Sobre los motivos del pedido de intervención, Espeche indicó que la Junta Electoral pidió postergar la interna por razones de plazos, procedimentales y económicas. "La situación en el norte, donde Tartagal es un distrito importante para el partido, y el hecho de que la Convención Nacional del partido se reúne el 4 de abril para definir sobre los dirigentes sancionados por salir en las últimas elecciones por afuera, ponen en riesgo que se judicialicen las internas en Salta", detalló el dirigente.

Sobre esta referencia, se pudo conocer que tiene relación con resoluciones del Tribunal de Disciplina para sancionar a quienes se fueron del partido para apoyar al FPV-PRS.

Espeche también dijo que "existía una evidente actitud del Gobierno local por inmiscuirse en la interna" y señaló que ahora esperarán la respuesta del Comité Nacional.

En tanto, el diputado nacional de la UCR por Jujuy Miguel Giubergia era mencionado por los distintos sectores como posible interventor.

El sector afín al vicepresidente Julio Cobos analiza la posibilidad de salir solos en las próximas elecciones. En tanto, desde los radicales que apoyaron al FPV-PRS se rechazó el pedido de "autointervención" y lo señalaron como "una medida inconsulta y arbitraria".

Comentá la nota