Piden instalación de carteles de nomenclatura sobre fachadas de edificios y en columnas o semáforos

Ante el rotundo fracaso del plan oficial del Gobierno Municipal para señalizar con los nombres y sentido de circulación de las calles de Mar del Plata, y el alto costo de las señales convencionales, llevaron al bloque de concejales de la UCR a requerir, a través de un Proyecto de Comunicación, que se coloque cartelería sobre las fachadas de edificios situados en esquinas, o se aprovechen postes y columnas existentes, como por ejemplo las de alumbrado público o los semáforos.
Desde la UCR explicaron que “de este modo se logrará instalar a mucho más bajo costo que el habitual, cantidad de señales que además, no entorpecerán la circulación peatonal al no requerir la instalación de nuevos palos o columnas adheridos al suelo, con la ventaja adicional además, de que no podrán resultar objeto de actos de vandalismo que los destruyan o dañen”.

A su vez, remarcaron que “resulta muy conveniente retomar la antigua costumbre de colocar señales murales, tal como se hacía con las famosas ‘chapas’, con nombre de calle y sentido de circulación, sobre las fachadas de inmuebles ubicados en esquina que den sobre la línea municipal, tal como lo autoriza la Ordenanza 4833 de 1981, que en su artículo 6to. declara ‘de necesidad pública los frentes de edificios a los fines de la colocación de las mismas’. Resulta conveniente que se analice la posibilidad y conveniencia del uso de postes, columnas o semáforos que se encuentren sobre las esquinas, para fijar también en ellos, carteles indicadores, tal como se realiza en otras ciudades, a la misma altura que las señales de calle y del mismo diseño”.

”Entre los fundamentos del proyecto se destaca que el Partido de General Pueyrredon ofrece en las calles de sus zonas urbanas y semiurbanas, una clara y destacada ausencia de señalización de su nomenclatura y sentido de circulación de las calles, lo que genera innumerables problemas para automovilistas y peatones, y para el desarrollo de los servicios. Eso agravado al ser Mar del Plata un destino turístico de excelencia en la temporada estival que apunta a mantener ese afluente durante todo el año”, explicaron.

A reglón seguido, recalcaron que “el Departamento Ejecutivo lanzó a inicios de la actual gestión un ambicioso plan de señalización, que preveía la reparación de unos 1.300 letreros y la instalación de casi 6.000 a un altísimo costo de alrededor de 7 millones de pesos. Dicho proyecto culminó con una licitación declarada desierta, y el naufragio de lo que se iba a realizar. Ello sin dudas echó por tierra, al menos en su mayor parte, la señalización prevista y urgente que necesitan las localidades del Partido en sus arterias”.

”Creemos que es hora de agudizar el ingenio para lograr la señalización que nuestras calles necesitan y que vecinos y visitantes reclaman históricamente, al menor costo posible y logrando la mayor cobertura geográfica”, finalizaron.

Comentá la nota