Piden que inhabiliten el nuevo canal en La Picasa hasta que se evalúen los impactos

Piden que inhabiliten el nuevo canal en La Picasa hasta que se evalúen los impactos

En un encuentro realizado ayer entre Hidráulica bonaerense, municipios y el Consejo del Salado se convocó a una reunión para el 30 de abril ante el Comité de la Cuenca para que Santa Fe presente los estudios técnicos. El desagüe ya opera en la Alternativa Norte.

Ante la decisión del gobierno de Santa Fe de avanzar de manera unilateral en la apertura de un canal de escurrimiento en la Alternativa Norte de la laguna La Picasa, ayer la Subsecretaría de Hidráulica de la provincia de Buenos Aires mantuvo un encuentro con representantes de los municipios de Junín (Marcelo Balestrasse), Bragado, Chivilcoy, Leandro N. Alem, Chacabuco, Alberti y del Consejo Asesor del Salado.

Con el objetivo de analizar esta situación, se resolvió convocar a una reunión extraordinaria el próximo 30 de abril, ante el Comité técnico de la Cuenca La Picasa, para que los santafesinos presente los estudios técnicos y de impacto sobre la obra realizada. Mientras tanto, se solicitó que la obra de desagüe quede desactivada hasta un acuerdo.

En ese marco, el subsecretario de Hidráulica provincial, Luis Giménez expresó que “el encuentro fue positivo porque permitió explicar y compartir la postura de la Provincia respecto a la situación que hoy atraviesa la laguna”.

Además agregó que “es importante sostener al Comité de Cuenca de La Picasa como el espacio institucional en el que se consensuan los planes de acción”.

“Cabe resaltar que, además de perjudicar a Buenos Aires, la conducta de Santa Fe representar un completo desconocimiento de los diferentes ámbitos de trabajo que conforman ambas jurisdicciones, en especial, de la Comisión y mesa de trabajo constituida al efecto en 2018”, afirmaron.

/LEÉ MÁS Realizan obras de cordón cuneta y base estabilizada

Un bypass de 2400 metros

La compuerta en cuestión fue inaugurada recientemente con el propósito de desagotar y generar el controlhídrico, en ese espejo de agua compartido por el extremo medio inferior occidental de la provincia de Santa Fe (departamento General López) y el extremo noroccidental bonaerense. 

Se trata de una salida -controlada por gravedad-, ubicada en el flanco norte que reemplaza la estación de bombeo que hacía años que no funcionaba y que trabaja en sintonía con la Alternativa Sur (ya operativa) en la que fluye por bombas y caída natural. Por ambos sectores, el exceso hídrico llega a las lagunas de Junín.

Según datos que aportó el senador santafesino, Lisandro Enrico, “esta obra permitirá que descienda hasta 102,70 metros, lo que los técnicos consideran una cantidad considerable. Debemos recordar que en el pico de su ascenso, en 2018, la laguna alcanzó los 105 metros. Hoy, lo ideal, lo óptimo, sería 98 metros. Ha estado en 101/102 metros".

"Con el nivel de la laguna a 104 metros como está ahora, se puede aprovechar el desnivel para que escurran los excedentes hídricos. Se va a sacar una cantidad controlada para no tener conflictos con la provincia de Buenos Aires", explicó.

Sobre los aspectos técnicos, el legislador indicó que se trata de un "bypass" de aproximadamente 2400 metros que se conecta con el viejo canal. "Tiene una compuerta de seguridad para evitar que salga más agua de la que se debe. A diferencia del bombeo anterior, va a haber una salida de 24 horas monitoreada”, confirmó. 

Puede funcionar hasta los 102,70 metros de cota sobre el nivel del mar. Es, en suma, casi 1,70 metros menos del nivel actual de la laguna, lo cual implica una reducción de gran tamaño de la masa acuífera. Y no solo eso, sino que paulatinamente se van a recuperar hectáreas de campo", agregó.

Estiman que cientos de hectáreas volverían a liberarse para la explotación agropecuaria. Para ello, todavía falta que Vialidad Nacional realice las obras menores que requiere la Ruta Nacional 7, y que se encaren las obras que permitan la recuperación del paso del ferrocarril.

Esos trayectos se encuentran cortados desde febrero de 2017 cuando una fuerte inundación debilitó y destruyó los terraplenes.

Cabe recordar que a fines de enero último realizaron tareas de limpieza de escombros, piedras y basura que estaba sobre la calzada nacional, y repararon la banquina entre Aarón Castellanos y Diego de Alvear, donde continúa interrumpido el tránsito vehicular (kilómetros 369 y 423).

“Realmente creo que esta obra es definitivamente la solución del problema de la laguna. En medida que logremos mantenerla activa habremos terminado con un problema que consumió entre 30 y 40 mil hectáreas de la zona más rica del país”, sostuvo el presidente del Comité, Juan Carlos Duhalde.

“Autorizado por el flanco sur”

Desde Hidráulica provincial aseguraron a Democracia que “al territorio bonaerense está autorizado el ingreso de un caudal máximo de cinco metros cúbicos, solo por la Alternativa Sur, tras un acuerdo con Nación, hacia la Laguna de Mar Chiquita (Agustina) donde se repararon las compuertas”. 

“Por ese flanco, se bombea agua hacia Granada cuando hace falta evacuar. Hubo una época que venía por gravedad, debido a la altura que tenía la laguna, ingresado 15 metros cúbicos que es el tope límite que puede pasar”, afirmó a Democracia, Marcelo Balestrasse, secretario de Obras Públicas del Municipio.

“Lo que está en discusión ahora con es la Alternativa Norte con la nueva caída, ya que la cota no le da porque tendría que estar en 107 y hoy está en 104,25, que no está autorizado por nuestra Provincia”, aclaró.

Las dos salidas a Junín

La laguna La Picasa, situada en el límite de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, ahora desagota por la Alternativa Norte (por gravedad hacia Teodelina), y por la Alternativa Sur (por bombeo y gravedad hacia General Villegas). 

Por la zona norte, que es el cauce natural, “ese agua viene a través de las lagunas La Encadenada y el Chañar por donde ingresa al nacimiento del arroyo del Salado hasta Mar Chiquita (Agustina) que está diseñado para 15 metros cúbicos”, informó Balestrasse.

Por la otra banda, “naturalmente cuando hay exceso hídrico, la superficie de Villegas envía agua para La Picasa y luego Buenos Aires permite que ese caudal regrese a través del canal que va a La Salada (distritos de Ameghino – General Pinto) desde donde, por la cañada Las Horquetas, descarga en Junín”, confirmó el funcionario. 

“El agua a La Picasa llega por obras y canales realizados por Córdoba y Santa Fe, lo que generó que se convirtiera en una gran laguna, que además no tiene una salida natural como tenemos en nuestros espejos de agua. Yo creo que Córdoba hizo muchas obras hidráulicas y Santa Fe nunca las paró con acciones”, concluyó.

Coment� la nota