Piden informes sobre acuerdo fiscal minero

Diputados y entidades ambientalistas opositoras al gobierno solicitaron ayer al Ministerio de Economía y a la Cancillería que informen sobre el tratamiento fiscal otorgado a la canadiense Barrick Gold para la explotación de la mina binacional Pascual Lama -ubicada en San Juan y Chile-, que ha despertado serias resistencias entre grupos ambientalistas.
"Pedimos información para tener certezas sobre los impuestos para Pascua Lama", dijo la diputada Fernanda Reyes, de la opositora Coalición Cívica, quien también solicitó la interpelación del secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa.

"Tenemos la seguridad de que el acuerdo (tributario) es negativo y perjudicial para nuestro país. El silencio y el ocultamiento hablan por sí mismos", señaló Verónica Benas, de Solidaridad e Igualdad. Para ella, el origen del problema está en el Tratado sobre Integración Minera firmado por Argentina y Chile en 1997, que "sienta las bases de la creación de paraísos fiscales" y "da nacimiento a un territorio que excede a ambos países".

Según Ramón Gómez Medero, de la Asamblea Sanjuanina contra la Contaminación, se "ha creado un tercer país en la Cordillera que lo maneja Barrick Gold" y, además del tema impositivo, es primordial discutir el modelo de minería que se aplicará y evitar daños al medioambiente.

"Si encima del peligro ambiental potencial que es enorme, le añadimos este componente impositivo, podemos estar ante una figura delictiva", dijo el diputado Miguel Bonasso, del opositor Diálogo por Buenos Aires.

Durante la segunda semana de julio la Secretaría de Minería presentó en San Juan los alcances del tratado impositivo binacional. Allí aclararon que no fue publicado oficialmente porque debe ser homologado por la Comisión Administradora del Tratado Minero entre Argentina y Chile. Sin embargo, puntualizaron que no supone cambios sobre las leyes impositivas vigentes y no requiere discusión parlamentaria.

Comentá la nota