Piden informes al Enargas por el alto valor del GNC en Río Cuarto

Piden informes al Enargas por el alto valor del GNC en Río Cuarto
Hay diferencias de casi el 40% con respecto al precio con que se comercializa en Córdoba.
La diferencias en el precio de los combustibles, que alcanzan hasta un 30% entre Córdoba y Río Cuarto, motivó ayer que el concejal Enrique Novo proponga en el cuerpo deliberativo local un proyecto de resolución por el cual se solicita “al Sr. Lic. Roberto Jacob Balcells, encargado de la Delegación Regional Centro del Ente Nacional Regulador de Gas (ENARGAS) y a los Sres. Secretarios de Gobierno y Relaciones Institucionales y de Desarrollo Urbano, Obras y Servicios Públicos, Prof. Claudio Miranda y M.M.O. Eduardo Angelini, un informe fundado sobre las diferencias existentes en el valor del metro cúbico de GNC, entre las ciudades de Río Cuarto y Córdoba Capital”, indica la propuesta ingresada.

De acuerdo al relevamiento realizado en los últimos días, en la ciudad se comercializa el metro cúbico entre $1,20 y $1,329 mientras que en la capital provincial el producto se consigue en un valor ubicado entre $0,89 y $1,013.

“El precio del metro cúbico es casi un 40% más con respecto a la ciudad Capital”, señaló Novo, y agregó: “Con esta diferencia sustancial del costo del GNC, se podría ayudar a que nuestros ciudadanos tengan un precio más razonable en el uso de este especial combustible”.

Lo cierto es que fuentes del sector remarcaron que el mercado del GNC está desregulado y que el valor es libre para cada estación de servicio.

En realidad, como el gas natural tiene su precio regulado y sirve de materia prima para la elaboración del GNC, es allí donde surge la discusión. Los estacioneros remarcan que esa materia prima recibe un proceso de industrialización que modifica sustancialmente al gas en su paso por un compresor. De este modo, lo que recibe el cliente en el tubo de su automóvil, dista mucho del producto que circula por los gasoductos y que sirve para el consumo domiciliario, la alimentación de industrias o de usinas, por ejemplo.

Sin embargo, no son pocos los que admiten que las modificaciones no son tan sustanciales porque no hay modificaciones en su composición, simplemente existe la compresión.

Lo cierto es que, salvo acuerdos entre estaciones de una misma ciudad, el valor es libre para que cada una de ellas pueda expenderlo según su criterio, afirmaron.

Comentá la nota