Piden garantías para los que se van de veranada

NEUQUÉN (AN).- El secretario general de la seccional Loncopué del gremio docente ATEN, Carlos Camargo, planteó ayer que no están garantizadas las clases que se inician el próximo 11 de enero, para un grupo de estudiantes mapuches que concurren a la escuela en medio de la veranada.
Se trata de estudiantes que accedieron a un novedoso plan de estudio, que permitió la instalación de tráilers ubicados en puntos cercanos a los sitios donde sus familiares llevan a pastar a los animales. Así se les permite culminar con los estudios que venían dejando inconclusos por tener que partir, en medio de clases, con el resto de su familia para poder alimentar la hacienda de la que viven.

En diálogo con "Río Negro" Camargo dijo que "las aulas" móviles, dispuestas en tráilers de siete metros por casi tres metros de ancho, están "muy desmejoradas", lo que implica que los jóvenes "no puedan ir a clases de forma digna".

El gremialista afirmó que se trata "de un hecho recurrente", la situación de que "todos los años tengamos que lidiar con el reclamo de que se dispongan los fondos necesarios" para permitir que los 80 niños concurran a la escuela.

Se trata de aulas que fueron donadas por compañías petroleras, por lo cual debieron ser acondicionados para permitir que los alumnos puedan culminar sus estudios, en el ciclo de las clases septiembre-mayo.

Otro de los puntos del reclamo, pasa por el envío de vehículos que permitan a los jóvenes llegar hasta el lugar donde se dictan las clases.

"Tienen que salir hasta una ruta, todos los días, para que de ahí los levante el transporte que los lleva a los lugares donde se encuentran sus familias", dijo. Se trata de estudiantes pertenecientes a las comunidades Millain Currical y Mellao Morales.

La escuela se encuentra ubicada a unos cinco kilómetros de Caviahue.

Comentá la nota