Piden extremar cuidados por el manejo de fuego en el campo

Tras los incendios forestales que azotaron al centro de la Isla, desde el Gobierno exhortaron a quienes se trasladen al campo a utilizar responsablemente el fuego y asegurarse que los mismos sean correctamente extinguidos. Aseguran que el clima seco que reina en la provincia favorece la propagación de incendios.
El director Provincial de Fiscalización y Manejo de Fuego, Néstor Urquía, reiteró las precauciones que deberán tener en cuenta quienes, aprovechando los días de asueto y feriados por las fiestas de fin de año, decidan trasladarse al campo para descansar, haciendo hincapié en que las medidas preventivas en el manejo del fuego deben extremarse al afrontar la provincia «una marcada sequía cuyo resultado más grave han sido los incendios forestales».

«En principio, se recomienda adoptar los cuidados habituales que se exigen durante todo el año, como lo son; prender fogones alejados de troncos y árboles, así como se sugiere en lo posible rodearlo con piedras y que sea un fogón chico; pero lo elemental es que antes de retirarse los apaguen con abundante agua, ya que apagarlo tirándole tierra encima o removiendo las cenizas no es suficiente», recordó.

Urquía sostuvo que «en este período se está produciendo, en gran parte de la Isla, una marcada sequía, especialmente en la zona de Tolhuin y alrededores, junto a una temperatura alta acompañada de fuertes vientos que, en lo que va de diciembre, nos han castigado bastante y derivaron incluso en los graves incendios forestales que se han llevado gran parte de nuestro recurso natural».

«En lo posible le pedimos a la gente que no prenda fuego en el bosque porque puede derivar en situaciones riesgosas», indicó el funcionario, remarcando que los focos registrados en Tolhuin y alrededores «se produjeron por negligencia y descuido de la gente, y es por esto que pedimos que no se encienda fuego durante estos días en que hay un comportamiento meteorológico que es inusual y hace que la mínima chispa que pueda volar se origine un incendio».

Si bien no existe una prohibición para encender fogones, Urquía señaló que para las fiestas de fin de año «es numerosa la cantidad de personas que deciden irse al campo para acampar, por ello es que en esta oportunidad deben extremar los niveles de precaución, porque no es posible prohibir que se encienda fuego, pero los cuidados que deben tomar son vitales y es necesario extremarlas».

Por último, el Director Provincial de Fiscalización y Manejo de Fuego señaló que se realizarán controles en diferentes sectores, aunque el personal disponible para ello ante la extensión de las zonas de acampe impiden no es suficiente, por lo que «es por esto que apelamos a la concientización de los ciudadanos».

Cuando se prepare un fogón en áreas naturales debe tenerse en cuenta, al elegir un lugar, que el mismo debe encontrarse retirado de las raíces de los árboles; reparado del viento y, en lo posible, cercano a un curso de agua. Sobre una base de piedras y con las astillas recogidas se recomienda armar una fogata pequeña, sobre la cual luego se incorporará el carbón. Antes de retirarse del lugar, se debe apagar dicho fogón con abundante agua y remover las cenizas hasta que estén bien humedecidas, para evitar el fuego subterráneo.

Comentá la nota