Piden explicaciones a Meoni y Tarullo por presiones de revista "Veintitrés"

La referencia que tanto el intendente Mario Meoni como la directora de Cultura y Comunicación, Raquel Tarullo, realizaron sobre supuestas presiones de la revista "Veintitrés" para que la Municipalidad de Junín no abandone la publicidad en ese espacio periodístico fue captada desde el Concejo Deliberante.
Puntualmente, los miembros del interbloque Reencuentro con Junín pidieron mayores precisiones sobre ese presunto apriete, dado que la comuna continúa promocionándose en esas páginas con dinero del pueblo de Junín.

En un proyecto de comunicación que ingresará hoy al cuerpo legislativo local, los concejales Adrián Feldman y Magdalena Ricchini solicitan a Meoni que especifique el tenor del forzamiento al que se vería implicada la comuna y las razones por las que no se rescindió el contrato con el medio de comunicación capitalino.

Además avisan que si de la determinación por parte del Intendente surgiera presunto delito tipificado por el Código Penal, el Concejo Deliberante deberá denunciar a los autores dada "nuestra obligación como funcionarios públicos".

En una larga entrevista con este diario mantenida hace un mes y medio, Meoni dijo que "para mí la revista Veintitrés solamente edita para poder cobrarle al Gobierno publicidades. Porque cuando nosotros empezamos la revista no era esto, era seria, informada. Nosotros empezamos hace 3 o 4 años. En ese momento nos venía bien insertar a Junín en el escenario nacional".

"En términos del reparto de publicidad puede favorecer más a Democracia, pero siempre hemos tenido más contacto con La Verdad que con Democracia. Largamente al grupo que más hemos aportado es a La Verdad. Cuando la revista empezó a cambiar la verdad es que desde el punto de vista de la presión de la empresa nos sugirieron no cortar la publicidad porque me iban a empezar a atacar porque no respetaba la libertad de prensa porque yo estaba en línea con Cobos", agregó.

Feldman y Ricchini sostuvieron que estos dichos "constituyen por la calidad de las personas que las formulan una presunción seria sobre la comisión de un delito tipificado por el Código Penal Capitulo III, artículo 169".

"Y agravándose el caso ya que la Municipalidad de Junín persiste con la publicación de avisos publicitarios en el medio aludido con lo que se crea la presunción de continuidad en la presión sufrida por el intendente municipal", destacaron.

Feldman resaltó que los avisos "son abonados con dineros provenientes de las tasas y contribuciones que paga el pueblo de Junín, se hace necesario solicitar precisiones al Señor Intendente Municipal sobre el tipo de presiones a las que se encuentra sometido por parte de la Revista Veintitrés, con el fin de impulsar en caso de ser necesario una investigación penal preparatoria sobre el delito presuntamente cometido por el medio capitalino".

Comentá la nota