Piden explicaciones a EE.UU. por la "presión indebida" del FBI a Telpuk

Taiana le manifestó la "preocupación" del Gobierno argentino al embajador Wayne
El embajador de los Estados Unidos en Buenos Aires, Earl Anthony Wayne, tuvo que dar ayer explicaciones ante la Cancillería argentina por una supuesta "presión indebida" sufrida en el aeropuerto de Miami por María del Luján Telpuk, la ex policía aeroportuaria que declaró como testigo en el juicio por la valija que se desarrolla en los tribunales federales de la Florida.

Wayne fue citado formalmente por el canciller Jorge Taiana, que le expresó la "preocupación y desagrado" que causó el episodio en la Casa Rosada, informó la Cancillería mediante un comunicado. La Embajada de los Estados Unidos emitió su propio comunicado sólo para confirmar la existencia de la "reunión" entre Taiana y Wayne.

Fue la propia Telpuk quien reveló, en entrevistas periodísticas, que al llegar a Miami fue retenida por agentes del FBI que le ofrecieron trabajo y un eventual asilo político en caso de que se decidiera a comprometer la situación de funcionarios argentinos. El embajador en Washington, Héctor Timerman, ya había calificado como "intento de condicionamiento" el presunto accionar del FBI sobre Telpuk.

Tanto allá como en Buenos Aires, la ex policía sostuvo que ella revisó todas las valijas que pasaron por sus manos aquella noche en la que el avión de la empresa estatal Enarsa aterrizó en el Aeroparque metropolitano. Según Telpuk, en una sola de esas valijas --la que transportaba el venezolano Guido Alejandro Antonini Wilson-- había elementos no declarados: los famosos 800 mil dólares.

"Yo estaba muy tranquila. Les expliqué que venía a prestar declaración y nada más, que no venía con otra intención. Estoy segura de que si hubiera aceptado, hubiera venido un pedido a cambio", relató Telpuk sobre el episodio. También contó que le dieron "la dirección de una agencia de modelos muy importante de Miami" y la invitaron a que fuera con su book para que la contrataran. "Me trataron bien, o al menos se hicieron los amables en todo momento", dijo.

En virtud de todo esto, fuentes de la Cancillería precisaron ayer que Taiana le pidió a Wayne "explicaciones correspondientes por un hecho que refleja una manifiesta intencionalidad por parte de una agencia federal de ese país".

El comunicado de la Cancillería señala que "para la Argentina resulta inadmisible que la misma agencia que lleva a cabo la investigación que se sustancia ante esa sede judicial (por el FBI), ejerza una acción de esa naturaleza sobre una testigo con anterioridad a su testimonio". De escalar, no sería el primer conflicto diplomático con Washington por este caso: el año pasado, la presidenta Cristina Fernández calificó como "operación basura" las primeras revelaciones acerca de que el dinero de Antonini podía tener como destino la última campaña del kirchnerismo.

"Es un intento de condicionar la declaración (de Telpuk) ejerciendo una presión indebida que afecta la transparencia que requiere cualquier proceso judicial y la necesaria protección y seguridad de los testigos", indicó la Cancillería. Y agregó: "El ofrecimiento de asilo a la testigo resulta particularmente ofensivo para la Argentina, pues existen en nuestro país las plenas garantías del estado de derecho".

El comunicado de la Embajada, en cambio, es muy escueto. Se limita a mencionar que la reunión fue a pedido de Taiana y que éste le expresó a Wayne "sus inquietudes con respecto a ciertos eventos ocurridos en los Estados Unidos". "El embajador le aseguró que transmitiría a Washington dichas preocupaciones. (...) No puede hacer comentarios debido a normas estrictas que prohíben referirse a casos aún pendientes en las cortes federales", concluye la nota.

En el juicio en el que Telpuk declaró como testigo, el acusado es Franklin Durán, venezolano acusado de actuar en Estados Unidos como espía de su país sin autorización oficial. Dos compatriotas suyos y un uruguayo están acusados de lo mismo, pero se declararon culpables y esperan beneficios en una eventual condena. Antonini no está siendo juzgado: él sí aceptó colaborar con el FBI y declarar contra el gobierno de su país.

Comentá la nota