Piden evaluar si el ex candidato de Gálvez instigó al delito

Instigación al delito. Esa es la figura jurídica que podría caberle al ex candidato a concejal de la ciudad de Gálvez por el PRO, Julio Fornari, el veterinario que indignó esta semana al país al proponer a sus vecinos una pueblada para terminar con la inseguridad en esa localidad del departamento San Jerónimo incendiando un barrio pobre a cuyos habitantes llamó "ratas".
Ese es al menos el pedido formulado por un fiscal de la ciudad Santa Fe, que la Justicia estaría evaluando por estas horas.

Mientras tanto, en Rosario, otro fiscal, Esteban Franicevich, instó al dirigente social rosarino Raúl Castells a que se retracte y dé marcha atrás con la convocatoria realizada el miércoles para que la gente concurra "armada" hoy, a las 9, a la plaza Montenegro (San Luis y San Martín) para manifestarse contra las declaraciones públicas del ya ex candidato a edil.

Tras los repudios. Los dichos de Fornari fueron repudiados a lo largo y ancho del país, pese a que él mismo dijera en los medios de prensa que recibió innumerables adhesiones.

Por su accionar, el Concejo Municipal galvense lo denunció ante el Instituto Nacional Contra la Discriminación y Xenofobia, (Inadi) que investiga si violó la ley antidiscriminatoria. La Defensoría del Pueblo, ante la que fuera denunciado por la Intendencia local, repudió su actitud "fascista". Y finalmente el mismo PRO, partido al que representaba como candidato concejal para las elecciones del 27 de este mes, lo eyectó de la postulación tras un enojo del propio Mauricio Macri.

Como si no bastara, ayer se sumó una novedad aún más gravosa para este veterinario que no midió lo excesivo de su reacción luego de sufrir un robo. Un fiscal de Santa Fe intervino de oficio en el caso y solicitó la instrucción de una investigación al juez de turno para determinar si el ex candidato cometió, además, el delito de instigación al delito, tipificación que podría cuadrarle a Fornari. Es que por televisión —es decir, de modo público—, el ahora ex candidato exhortó a sus vecinos a "ir 80, 90 ó 100" a quemar el barrio San Stéfano Belbo, del cual habrían surgido quienes lo asaltaron.

El fiscal que hizo la presentación es Jorge Andrés, quien pidió se investigue si a Fornari le cabe la tipificación aludida por el artículo 209 del Código Penal, que contempla una pena de 2 a 6 años de prisión. Según explicó el letrado, el ahora ex candidato a edil vertió sus dichos trascendiendo la esfera privada, instando a los galvenses a arremeter por mano propia contra otras personas.

Hasta ayer, el fiscal no había sido notificado sobre la aceptación de la presentación por parte del juez en turno, Diego De la Torre, pero confió en que aceptará el recurso.

En Rosario. Por su parte, en Rosario, el fiscal Franichevich pretende evitar lo que, a priori, se presenta como una situación "desacabellada"; la de que Castells y la gente que lo apoya, concurra con armas a la plaza de San Martín y San Luis para repudiar las declaraciones del ya ex candidato. El líder del Movimiento de Jubilados propuso el miércoles que "la gente de los barrios vaya armada a la plaza Montenegro y se defienda de estos fascistas".

Castells optó luego por "bajar un cambio" y en declaraciones hechas a Radio 2 relativizó lo declarado a LaCapital y dijo que "frases como esas (por lo dicho por Fornari) lo único que hacen es engendrar violencia. Eso es lo que va a desatar un enfrentamiento civil en la sociedad. Los jóvenes de los barrios rechazan el orden establecido y hay que ser cuidadosos, en este marco, de lo que se dice, porque en cada casa de los barrios pobres hay un arma".

Un poco de todo. Si se hace, la marcha prevista para hoy a las 9 por Castells no sólo es en contra de las expresiones del candidato a concejal por Gálvez. También pretende expresar el rechazo a la "borocotización" de la política plasmada en la asunción de María del Carmen Alarcón como titular de la Secretaría de Integración del gobierno nacional.

Comentá la nota