Piden que se declare la crisis urbano-ambiental

La iniciativa fue presentada por los ediles del MPN junto a los postulantes del partido.

"El proyecto no es antojadizo ni busca provocar un efecto político", dijo Luis Acuña, segundo candidato.

Neuquén > Junto a los concejales del Movimiento Popular Neuquino y en vistas a las elecciones del 23, los candidatos de ese partido presentaron ayer un proyecto que declara la crisis urbano-ambiental en la capital neuquina, en atención a la fragmentación del espacio urbano que se ha desarrollado en la última década.

Espacios verdes degradados, basurales a cielo abierto, ruidos molestos, veredas rotas o desniveladas, loteos que acusan dimensiones menores a las establecidas, actividades de riesgo ambiental que provocan un impacto negativo, falta de limpieza y servicios básicos, escaso arbolado urbano, son los argumentos que sostiene la iniciativa del MPN.

"Estos inconvenientes respaldan la necesidad de volver a declarar la crisis urbano-ambiental a los efectos de revisar y readecuar un nuevo plan de desarrollo sustentable para la ciudad", apuntó el segundo de la lista, Luis Acuña.

"El proyecto no es antojadizo ni busca provocar un efecto político", sostuvo el funcionario provincial, quien está en uso de licencia.

El proyecto propone elaborar un plan de desarrollo sustentable de la ciudad con la participación del Consejo Económico, Social y de Planeamiento y la comunidad. Este permitirá que los vecinos participen en el diagnóstico y la toma de decisiones. Así lo destacó "Maricha" Carnaghi de Otaño, quien ocupa el tercer lugar en la nómina. "Permitirá reconocer la realidad y elaborar un plan que aborde la dimensión urbano-ambiental; la económico-social; y la reingeniería social", dijo.

Decisión y liderazgo

Si bien advirtieron que durante los últimos 10 años no hubo decisión política ni liderazgo en la gestión municipal para llevar adelante un planeamiento ordenado, integrado y consecuente con el crecimiento de la ciudad, expresaron la voluntad de acompañar al intendente Martín Farizano.

"Nuestra crítica es constructiva. Queremos iniciar y participar en la tarea de revisar y readecuar el plan urbano ambiental de la ciudad", indicó el primer candidato, Luis "Chito" Jalil, quien a la vez subrayó que la "peor enfermedad ha sido propiciar un perfil de excepciones en el plan urbano ambiental".

"Maricha" recordó que siendo Jalil intendente se declaró la crisis urbano-ambiental en 1997, lo que dio lugar en 1999 al Plan Urbano Ambiental (PUA) y al Código de Planeamiento y Gestión Ambiental. Las gestiones involucraron a CAESyP.

No obstante, advirtió que del ’99 a esta parte no se tomó en cuenta esta herramienta; el CAESyP dejó de funcionar; y en 2005 tampoco se revió el plan, aunque así estaba establecido que sucediera. "Algunos aspectos se están desarrollando pero en forma fragmentada", añadió.

Comentá la nota