Piden declarar a la vieja terminal "Monumento Histórico"

Piden declarar a la vieja terminal "Monumento Histórico"
El legislador marplatense Carlos Nivio presentó en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires un proyecto de ley para que el edificio donde funcionaba la Estación Terminal de Ómnibus sea declarado "Monumento Histórico Arquitectónico Provincial".
La propuesta está basada en que este bien patrimonial -que no sólo comprende la emblemática construcción sino también el predio de dos manzanas en que se encuentra situado- sea "destinado al uso público con fines culturales, no pudiendo ser vendido ni explotado por entidades comerciales".

En los fundamentos del proyecto del diputado socialista se hizo un detallado racconto de los antecedentes históricos de la denominada originalmente "Estación Mar del Plata Sud" del ferrocarril, construida en el año 1910 y que a partir de 1950 cambió su función para pasar a operar como Estación Terminal de Ómnibus de Mar del Plata.

Se detallan en la iniciativa las características del imponente edificio diseñado por el destacado arquitecto belga Jules Dormal, quien intervino en la construcción de importantes obras públicas de nuestro país, tales como el Congreso de la Nación, el Teatro Colón y el Parque Tres de Febrero en al Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y la Casa de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires en la ciudad de La Plata, entre muchas otras realizaciones.

Nivio incorporó en su proyecto de ley la obligatoriedad de la permanencia del inmueble en dominio del Estado para ser destinado al uso público como bien cultural de interés patrimonial. El mismo dispone que el edificio "no podría ser enajenado total o parcialmente, ni ser otorgado su uso o explotación comercial a entidades privadas".

Por otra parte, de acuerdo con la iniciativa, deberá "establecerse un programa de acciones que garantice la adecuada conservación y utilización de dicho edificio", siendo consultados para tal efecto los organismos competentes en materia de preservación del patrimonio cultural de la Provincia y del municipio, quienes también "deberán intervenir previamente y controlar que los trabajos de obra y otros tipos de intervenciones destinadas a la revalorización arquitectónica del inmueble, no afecten negativamente al mismo".

Comentá la nota