Piden la corona de Harry por "racista"

Salió a la luz una cinta que el hijo de Lady Di filmó junto a sus compañeros del ejército inglés. “Este es mi amigo paqui”, dijo y estalló la polémica.
El primer ministro Gordon Brown condenó al Principe Harry por el uso de "términos racistas" en un video filmado durante su época en la Armada Británica. En la película, de unos tres minutos de duración, el heredero a la corona se entretiene a la espera de un avión filmando a sus compañeros de pelotón, y al enfocarse en el cadete paquistaní Ahmed Raza Khan se lo escucha claramente referirse a el como "Mi amigo paqui." Luego, al detenerse frente a otro soldado, lo llama "cabeza de trapo" (raghead).

La palabra "Paqui" es, en su sentido literal, una abreviación de "paquistaní." Pero al igual que "cabeza de trapo", el otro apelativo utilizado por el Príncipe, luego de haber sido usadas durante décadas para insultar y degradar a millones de inmigrantes provenientes de la India, Paquistán y países vecinos, en la Gran Bretaña multicultural del siglo XXI su uso en el idioma es puramente ofensivo, cuando no tabú. Y siempre deplorable.

El video fue filmado hace tres años, pero al hacerse público la semana pasada la reacción de la prensa y de la sociedad en general fue una de desaprobación tajante. La Armada Británica dijo, en un comunicado oficial, que "no tolera el uso de términos racistas" dentro de la fuerza "bajo ninguna circunstancia" y prometió una investigación del episodio.

Una cantidad de lideres políticos y religiosos en Gran Bretaña también manifestaron su desaprobación ante el video, entre ellos el primer ministro que dijo: "Creo que el Príncipe Harry sabe que estos comentarios son inaceptables (…) Vocabulario de este tipo no tiene lugar en nuestra vida diaria, y creo que va a tener que responder antes su Oficial en Comando muy pronto acerca de esto."

Graham Smith de República, la organización que tiene como objetivo la campaña para un jefe de estado electo en el Reino Unido, dijo: "Harry de Gales no sólo ha demostrado que no está en condiciones de ser un posible Primer Mandatario en el futuro, también nos enseña que ni siquiera puede ser un líder de nuestras Fuerzas Armadas. Ya es hora de que a Harry se le quiten todos sus títulos y privilegios y se retire de la vida pública."

Mohamed Shafiq, director de la Fundación Ramadan, que nuclea a jóvenes musulmanes, dijo estar "profundamente shockeado y entristecido ante las palabras del Príncipe". Además, expresó que "su trabajo debería ser el de promover la igualdad y la tolerancia. El hecho de que haya dicho algo así es asqueroso; debería estar profundamente avergonzado de si mismo."

En un comunicado oficial emitido por el Palacio de Saint James, el Heredero a la Corona emitió un pedido de disculpas formal y "sin reservas". Un vocero del palacio dijo que "el Príncipe Harry entiende completamente cuan ofensivo puede ser este termino, y siente profundamente cualquier ofensa que sus palabras puedan haber causado.

Sin embargo, en esta ocasión el termino fue usado sin malicia. [Al usar la palabra "Paqui"] el Príncipe no buscaba, de ninguna manera, insultar a su amigo." En cuanto a "cabeza de trapo", "esa fue una palabra que, en ese contexto, significaba 'Talibán' o 'insurgente iraquí'."

Comentá la nota