Piden "más conciencia" a la gente para frenar el dengue

Fue la conclusión de un extenso encuentro que mantuvieron el ministro Juan Carlos Ferreyra y sus colaboradores, con legisladores del oficialismo y la oposición. Se criticaron las acciones oficiales y una presunta lentitud ante la aparición de los primeros casos.
El ministro de Salud, Juan Carlos Ferreyra, y sus más cercanos colaboradores vinculados a las acciones del Comité Operativo de Emergencia (COE), conformado para combatir el brote de dengue, fueron prácticamente interpelados por legisladores de la oposición y del oficialismo en una reunión que se desarrolló ayer a la mañana en una sala de la Cámara de Diputados.

Junto al ministro estuvo la subsecretaria de Medicina Preventiva, Mirella Orellana, y el secretario de la Vivienda, Pedro Molas, quienes enfrentaron una verdadera andanada de preguntas y repreguntas de los 14 legisladores que participaron de la reunión. En principio, como lo había anticipado este diario, la convocatoria para interrogar al ministro iba a ser sólo para los integrantes de la comisión de Salud de la cámara Baja, pero luego llegaron tres senadores al encuentro. Estuvieron los diputados Verónica Mercado y Néstor Tomassi (FV), Fidel Sáenz y Silvia Moreta (PJ), Liliana Barrionuevo y Juan Pablo Bosch (bloques unipersonales), y los oficialistas Víctor Castillo, Daniel Andrada, Juan Carlos Balverdi, Liliana Tapia y Luis Barrionuevo. A ellos se sumaron los senadores Daniel Saadi (Pomán), Silvina Tello (Tinogasta) y Antonia Mercado (Valle Viejo).

El cierre del encuentro, que duró más de una hora y media, fue simple y llano: tanto los legisladores como el ministro acordaron que deberá haber una mayor participación de la gente, una mayor conciencia de los vecinos, para tomar medidas más enérgicas y frenar así el brote de dengue.

Antes de llegar a este lugar, el ministro y la subsecretaria no la pasaron muy bien. Los legisladores de la oposición le cuestionaron al titular de la cartera sanitaria cierta "lentitud" para confirmar el brote de la enfermedad, que no se pusieron en marcha las medidas necesarias para evitar nuevos casos, en particular en el barrio Eva Perón, donde proliferaron los enfermos y una presunta desinformación acerca de la real cantidad de enfermos registrados.

Tanto Ferreyra como Orellana respondieron a todas las inquietudes de los legisladores y resaltaron lo ocurrido cuando se confirmó con el análisis de sangre correspondiente que los enfermos habían contraído dengue: extraoficialmente se sospechaba que era esa la enfermedad, pero el ministerio de Salud de la Nación les "prohibió" decirlo a la población hasta confirmarlo con las muestras de sangre. El domingo 15 de febrero a la tarde llegó la información del laboratorio y así se organizó la conferencia de prensa del lunes 16, cuando públicamente se reconocieron los casos.

Al cierre del encuentro, tanto los legisladores como el ministro acordaron que se deberán reforzar estrategias "con la comunidad, para que todos los habitantes tomen conciencia de que cada uno debe hacer algo para frenar el avance del mosquito. Ésa es la mejor acción preventiva".

Comentá la nota