Piden colaboración para refaccionar el patio de la biblioteca Gutiérrez.

LOMAS: Hace más de 70 años que ofrece cultura y educación a los vecinos de Lomas de Zamora. Se trata de la Biblioteca Gutierrez, una construcción de más de 160 años. Sus miembros buscan refaccionar su patio interno para realizar eventos al aire libre. Los colaboradores de la biblioteca piden a los vecinos un aporte para terminar la obra, valuada en 18 mil pesos.
Los libros permanecen en los estantes, las sillas simétricamente ubicadas en cada una de las aulas en las que se dictan los diferentes talleres, pero el patio que guarda buena parte de la historia del lugar se encuentra en pésimas condiciones. Es por eso que los integrantes de la Comisión directiva de la Biblioteca Gutiérrez de Lomas de Zamora comenzaron a refaccionarlo y piden colaboración a la sociedad porque no tienen los fondos suficientes para llevar a cabo los trabajos.

La idea es terminar los arreglos previo a que se inicien los talleres de febrero y mediados de marzo, ya que los cursos y actividades que abrirán en los primeros días del próximo mes permitirán que la gente conozca el histórico edificio y pueda participar del abanico de eventos y charlas.

“Estamos tratando de reconstruir el piso del patio interno del viejo edificio y no nos falta mucho para terminarlo, por eso recurrimos a la solidaridad de los vecinos de Lomas para que realicen cualquier aporte para que este lugar pueda ser utilizable”, manifestó el director de la Biblioteca, Roberto Codegoni.

“Es una obra importante, que nos permitirá ofrecer un sinfín de actividades al aire libre que son imposibles de realizarse adentro, como concursos de baile en el verano y teatro a la intemperie durante las tardes del receso escolar”, detalló.

La Biblioteca funciona desde hace 70 años en una casona que se construyó en 1840. Sus amplios dormitorios, la cocina, el espesor de sus muros y hasta el amplio zaguán decoran el espacio cultural. En sus salas se ofrecen más de 28 mil títulos que por más de siete décadas aportaron a la educación de miles de chicos que la visitaron.

La obra para reconstruir el patio fue valuada en 18 mil pesos y ya cuenta con 12.

“Con un pequeño aporte, ya sea de dinero, de materiales y hasta de mano de obra, se colabora ya que un granito de arena es mucho para nosotros y nos permitirá tener para marzo algo para inaugurar y ofrecer a los socios y estudiantes”, indicó Codegoni.

La vieja casona está ubicada en la avenida Almirante Brown 2163, continúa en pie y forma parte de unos de los sitos históricos que mantienen viva la educación en el distrito. Fue declarado Monumento Histórico Provincial y Monumento de Interés Municipal.

“Es un lugar histórico, la gente lo tiene al alcance de la mano y puede disfrutar de él, pero el mal estado del patio lo tira abajo un poco, cuando llueve se inunda y el agua llega hasta los salones y termina deteriorando la estructura”, señaló Alberto Fernández, uno de los colaboradores de la institución.

Todos aquellos que deseen brindar su aporte pueden hacerlo en el edificio de Almirante Brown 2163 o por teléfono al 4244-4075.

Comentá la nota