Piden que se cite a ex jueces para cubrir interinatos

Propuesta de un ex camarista del fuero laboral.
El ex camarista laboral Luis Enrique Antoni planteó que es posible la cobertura en forma transitoria, y urgente, de los cargos vacantes en el Poder Judicial. Precisó que el modo más idóneo es convocar a los magistrados que se retiraron recientemente, ya que mantienen el estado judicial por la vigencia en la provincia de la Ley nacional 24.018. Esta norma habilita que se los llame a la función pública en casos excepcionales.

“El juez jubilado tiene la obligación de asumir nuevamente el cargo en el supuesto de ser citado, salvo incapacidad física o mental. Y la Corte Suprema de Justicia tiene la facultad de llamarlo, porque existe la disposición expresa de la Ley Orgánica de Tribunales en su artículo 13. Así, entre sus funciones de superintendencia figura ‘proveer a la sustitución en caso de licencia, impedimento o vacancia’ de los magistrados y funcionarios. Esto es categórico y está vigente”, explicó.

Antoni ocupó un despacho en la Cámara del Trabajo hasta el 31 de agosto. Desde el 1 de setiembre goza de la jubilación especial con el 82% móvil, luego de haber integrado la Justicia desde 1973. Si bien él estaría en condiciones de ser convocado, aclaró que su planteo no apunta a volver a los tribunales.

El mecanismo

Según Antoni, el mecanismo para nombrar los reemplazos interinos prevé la confección un listado de cinco postulantes por vacante por parte de la Corte Suprema. Esa nómina sería sometida a impugnaciones u observaciones por parte de los ciudadanos, de la Legislatura y del Poder Judicial durante 10 días hábiles. Luego, el máximo tribunal analizaría las presentaciones y procedería a designar al subrogante y tomarle el juramento de rigor.

El ex docente universitario sugirió, además, que las cámaras de cada fuero ejerzan un estricto control sobre el desempeño de los jueces interinos que resulten nombrados (quienes son constitucionalmente responsables por sus actos y omisiones), pudiendo, incluso, pedir su reemplazo si consideran que su labor es deficiente.

Sólo por un año

“La cobertura con subrogantes nunca debe exceder de un año, porque se debe evitar que la excepción se transforme en regla. Lo aconsejable sería que se designen a funcionarios del Poder Judicial como relatores, secretarios y prosecretarios que están incorporados a la carrera judicial. Así podrían cumplir una función superior y normalmente estar en conocimiento de los expedientes en trámite. Para un abogado en ejercicio libre de la profesión, le resulta muy complejo, casi imposible, cerrar su estudio por un breve lapso, y luego reabrirlo”, advirtió.

Antoni puntualizó, además, que la Corte Suprema tendría que pedir una ampliación presupuestaria para el nombramiento de los interinos en caso de licencia, porque se pagarían dos sueldos por un mismo cargo: para el reemplazante y para el reemplazado. Indicó que, en caso de que se cite a un jubilado, se le debería abonar un 33% más sobre el haber mensual que perciba.

“La cobertura definitiva de los despachos es distinto; aún si estuviese hipotéticamente funcionando el Consejo Asesor de la Magistratura. Se necesitarían entre dos y tres años para terminar los concursos según la experiencia nacional. Lo deseable es que, cualquiera fuese el sistema de selección a implementar, ese plazo no exceda de 18 meses”, concluyó.

Comentá la nota