Piden cadena perpetua para el "Carcelero de Amstetten"

Comienza el último día del juicio contra el hombre que encerró y violó a su hija durante 24 años en el subsuelo de su casa. También se lo acusa de homicidio.
El último día del juicio contra Josef Fritzl, el "Carcelero de Amstetten", comenzó hoy en un tribunal austríaco, donde un jurado popular emitirá su veredicto por la acusación de haber encerrado y violado a su hija en un sótano durante 24 años.

El encausado entró a la sala de la Audiencia Provincial de la ciudad de Sankt Polten, con la cara descubierta, acompañado por una decena de agentes de Policía hacia las 09.00 horas (08.00 GMT), tras haberse declarado ayer, por sorpresa, culpable de los seis cargos que se le imputan.

El veredicto será emitido por un jurado en el cuarto día de este espectacular juicio y apenas 11 meses después de que se desvelara que tuvo encerrada a su hija Elisabeth, con la que tuvo siete hijos, casi un cuarto de siglo en un sótano de su casa en la localidad de Amstetten, unos 80 kilómetros al oeste de Viena.

Los tres jueces que dirigen el caso formularon a los ocho miembros del jurado un cuestionario sobre cada uno de los seis delitos que se imputan, entre ellos asesinato por omisión de socorro a un bebé recién nacido fruto del incesto, esclavitud y violación.

El jurado se retiró a deliberar y por la tarde emitirá el veredicto y dictará, junto a los jueces, la pena correspondiente, que puede oscilar entre un año de cárcel y cadena perpetua.

Comentá la nota