PIDEN AUMENTO DEL 35% Los judiciales paran el jueves y viernes

De 07:00 a 11:00: los trabajadores nucleados en el Sindicato de Trabajadores Judiciales siguen con sus medidas de fuerza, con la intención de llamar la atención del Gobierno provincial. Por ahora, el oficialismo no tiene ninguna respuesta.
Los trabajadores judiciales decidieron ayer, en una extensa asamblea, que la semana que viene harán paro los días jueves y viernes, en reclamo de un incremento salarial del 35 por ciento.

La medida de fuerza consistirá -de acuerdo a lo definido en asamblea- en un paro de actividades con presencia en los lugares de trabajo, entre las 07:00 y las 11:00. Desde ese momento y hasta las 12:45 habrá asambleas, ambos días. Esa actividad tendrá lugar no sólo en Santa Rosa sino también en General Pico, General Acha y Victorica.

Los judiciales hicieron escuchar ayer su bronca durante la reunión que definió el paro. Especialmente, se quejaron de que mientras algunos funcionarios del oficialismo dicen públicamente que existe el “diálogo”, al sector nunca lo han llamado para escuchar su planteo concreto y puntual, más allá de los reclamos unificados en el Frente Gremial.

El SITRAJ hace escuchar sus reclamos desde hace largo tiempo, bajo el argumento de que los sueldos del sector han quedado atrasados incluso respecto de los del resto de la administración pública luego de los últimos aumentos que hubo para los estatales.

Otro de los puntos que piden es un incremento en la antigüedad, que es la más baja del país entre los judiciales. Actualmente se paga 1,5% y piden que sea elevada al 3% como en la mayoría de las provincias argentinas.

El secretario general del gremio, Guillermo Severio, indicó: “Reclamamos una recomposición salarial del 35% en razón de haberes que no han sido liquidados conforme a lo que se le liquidó al resto de la administración pública. Mientras por un lado se decía que la administración tenía un tratamiento por igual, negando así el trabajo de mesas salariales o paritarias, en las que cada sector hiciera valer su particularidad de trabajo, la realidad indicó que hubo distintos trabajadores con trato preferencial respecto de otros, en lo que hace a los incrementos salariales”.

En La Pampa hay unos 500 trabajadores judiciales y también hay empleados en negro: “el actual uso de la Ley de Pasantías dentro del Poder Judicial es un trabajo en negro, una precarización del Poder Judicial, son chicos que ven en cierta forma transformada su llegada al Poder Judicial, porque vienen con la idea de culminar una etapa de formación y prepararse para la vida profesional, y tienen que cumplir el trabajo de cualquier empleado con otra remuneración”, aseveró Severio.

Comentá la nota