Piden que arreglen los juegos rotos de la plaza Santamarina.

MONTE GRANDE: Quienes viven en las inmediaciones de la plaza Sofía Santamarina piden que se arreglen los juegos para chicos ya que "desde hace meses" no se pueden utilizar por el mal estado que presentan. En ese espacio verde, las hamacas casi no existen y las que están se ven muy deterioradas. “Es una lástima que nadie arregle los juegos porque éste es un lugar de diversión y esparcimiento para todos”, comentaron los vecinos en diálogo con Info Región.
Los vecinos que utilizan la Plaza Sofía Santamarina, la cual se encuentra al lado del Policlínico que le dio origen a su nombre, piden que la municipalidad de Esteban Echeverría repare los juegos rotos para que “los chicos puedan recrearse allí”.

“Es una lástima que no se cuide este lugar y que de noche vengan los jóvenes a romper los juegos de los chicos”, comentó indignada María Rosa mientras miraba cómo su hija jugaba en la poca arena que hay en el lugar.

El espacio verde, situado en Alvear al 300, cuenta con varios juegos pero muchos de ellos se encuentran deteriorados por el paso del tiempo.

Balancearse en una hamaca tratando de llegar al cielo es lo que cualquier chico desea hacer cuando llega a una plaza. Pero en la del hospital Santamarina esto no es posible ya que, aunque las estructuras están, faltan las los juegos.

“Hace mucho se fueron rompiendo las hamacas y un día las sacaron del todo para que los niños no se lastimaran, pero nunca más las repusieron”, recordó Víctor Valdez, un vecino del lugar.

Otro de los problemas que plantearon quienes residen frente a la plaza es que a veces a los recolectores de residuos se les caen las bolsas y quedan tiradas en ese lugar. A ello hay que sumarle que los perros callejeros, en busca de comida, rompen las bolsas y la basura queda desparramada por el arenero.

“Vengo el fin de semana con mi mujer y mis tres hijos. La idea es pasar un rato en familia sin gastar dinero; pero me preocupa que falten juegos y haya basura tirada por todos lados, no deja de ser riesgoso para ellos, por lo cual desistimos y preferimos buscar otra opción”, indicó otro residente de la zona.

Las plazas son lugares ideales para que los niños se diviertan, se encuentren con amigos y jueguen, pero hay que tener ciertos recaudos para prevenir lesiones cuando los elementos dispuestos para el divertimento no están en buen estado.

Otra de las quejas es que la plaza no está cercada para cuidar a los más chiquitos. Muchos vecinos señalaron que la plaza debería estar limitada para que los niños no puedan salir corriendo para cualquier lado con el riesgo de perderse o de ser atropellados por los autos que circulan por el lugar.

“Por acá pasan muchos vehículos a diario y cuando los chicos juegan no tienen noción de los riesgos de salir corriendo. Ojalá se pudiera cercar este lugar, como lo está el circuito vial de al lado”, anheló una mujer que llevaba a su hija a la plaza después de salir del centro de salud ubicado enfrente.

Comentá la nota