Piden ampliar la estructura judicial para que no colapse el sistema

El vicepresidente del Superior Tribunal de Justicia, doctor Carlos Gonzalo Sagastume, expresó ante la Legislatura la necesidad de avanzar en una reforma del Código Procesal Penal, de manera de instaurar el sistema acusatorio; considerando que el proyecto de «flagrancia», que se ha comenzado a debatir, puede ser propicio para llevar adelante una «prueba piloto».
La propuesta de funcionarios del Poder Judicial es dejar en manos de los fiscales la instrucción de las investigaciones en causas penales y que los jueces tengan el rol de garantizar que el proceso se lleve adelante respetando las normas procesales.

En el caso de «flagrancia», al tratarse de delitos menores, este sistema se podría instrumentar, pero con la condición que se pongan en marcha «Unidades Fiscales de Investigación» (UFI), con la dotación del personal humano adecuado para poder responder a las nuevas exigencias de inmediatez.

El vicepresidente del Superior Tribunal, doctor Sagastume, estuvo acompañado en la reunión de ayer por el fiscal Mayor de Ushuaia, Guillermo Massimi; el fiscal Mayor de Río Grande, Guillermo Quadrini; el presidente de la Sala Penal de la Cámara de Apelaciones, juez Walter Tabarez Guerrero, entre otros.

Los funcionarios consideraron que el proyecto de flagrancia, que presentó el Poder Ejecutivo, se inmiscuye en forma directa en la funcionalidad del Poder Judicial, por lo tanto se debe dotar de los recursos humanos y materiales necesarios para que la instrumentación de la ley sea un éxito y no se transforme en una «letra fría» que no se pueda poner en práctica.

El juez Gonzalo Sagastume solicitó que se acceda de esta manera a las siguientes modificaciones en la ley orgánica, para ampliar la estructura judicial existente y no colapse, ante el cumulo de hechos que se deberán atender con inmediatez.

Comentá la nota