Piden la ampliación del debate por el frente marítimo de Pinamar

La iniciativa ordena la demolición de los actuales balnearios, la inminente convocatoria a una licitación y el aumento de los metros cuadrados construidos en la playa.

Mientras el Honorable Concejo Deliberante de Pinamar se prepara para debatir el proyecto de remodelación del frente costero, un grupo de entidades que aglutinan a sectores de profesionales instó a ampliar el debate. Se oponen al "tratamiento express que se pretende darle al tema más importante para nuestra comunidad". Vale remarcar que desde el cuerpo deliberativo se abrió una consulta pública de apenas una semana para recibir inquietudes de los vecinos que finalizó ayer.

El Departamento Ejecutivo municipal giró al Concejo Deliberante la iniciativa, en cuyo tramo neurálgico contempla la demolición completa de los actuales balnearios y el llamado a licitación pública para las futuras unidades turísticas fiscales (UTF). La propuesta está en ciernes en coincidencia con la finalización de las concesiones vigentes, que caducarán en abril de 2010.

Entre los puntos cuestionados por distintos sectores se encuentra la reubicación de los paradores?, la superficie máxima de construcción permitida y el plazo de concesión.

Profesionales piden más tiempo

El Centro de Agrimensores, Arquitectos e Ingenieros de Pinamar recalcó que no avala el "tratamiento express" que se pretende darle al tema, al que calificó como el "más importante para nuestra comunidad en todo sentido". Desde esta institución se consignó: "Nada obliga a licitar ya, sin tiempo mínimo para el análisis ni eventuales correcciones del pliego".

Mediante una nota enviada al Concejo, la institución indicó que se podría prolongar "el plazo de estudio un par de meses más sin que esto modifique en nada la prestación del servicio de playa por los actuales concesionarios esta temporada y se liciten las nuevas concesiones el 30 de marzo de 2010, se adjudiquen y comiencen las demoliciones en la fecha prevista del 30 de abril de 2010 y tengamos los nuevos balnearios listos para el 30 de noviembre de 2010".

Además, los integrantes del Centro de Agrimensores, Arquitectos e Ingenieros reclamaron que antes de tratarse el proyecto de pliego de licitación se contemplen "los lineamientos generales y conclusiones del proceso participativo que la comunidad consensuó durante el año 2007". Vale recordar que la gestión participativa promovió la opinión de los interesados en la cuestión bajo los lineamientos de un complejo estudio elaborado por la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), que fue contratada por el municipio a tal fin. Además, se solicitó la creación de "un organismo de control de gestión, con presencia del Departamento Ejecutivo y los bloques legislativos, pero también de las instituciones comunitarias interesadas en el tema, entre las que reclamamos un lugar para la nuestra, y las demás reconocidas que así lo manifiesten a la brevedad". Desde el centro piden "atribuciones para supervisar la confección de los pliegos de las UTF y de toda otra cuestión atinente al frente marítimo".

Respecto a los detalles de la propuesta del Departamento Ejecutivo, el Centro planteó la necesidad de varias modificaciones: "Proponemos que se respeten las superficies máximas de construcción recomendadas en 2007 de alrededor de 100 metros cuadrados por balneario, limitadas sólo a los servicios sanitarios y de alquiler de sombra, y no a los casi 500 metros cuadrados que surgirían del pliego actual", especificaron.

Asimismo, sugirieron que se proceda a la "remoción de todos los balnearios ubicados en el sector más vulnerable del frente costero, manteniendo allí sólo playa pública sin aumentar la cantidad de balnearios en las localidades que no lo deseen".

"Sostenemos también la conveniencia de reubicar la gastronomía hacia el continente, concretamente hacia la otra vereda de la Avenida del Mar, modificando la zonificación de esa primera faja de manzanas", manifestaron desde el Centro de Agrimensores, Arquitectos e Ingenieros.

Comentá la nota