Piden amparo a la Corte Suprema por el impuesto municipal a Medicamentos

La negativa de la Municipalidad de Resistencia a eliminar el impuesto sobre la venta de medicamentos, llevó a droguerías, farmacias y farmacéuticos a pedir amparo a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
La presentación ante el máximo Tribunal del país, se da en queja de la negativa del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de conceder una medida cautelar de no innovar en el Recurso de Amparo presentado contra la medida del Municipio.

Droguerías y farmacias locales negociaron ayer nuevamente con representantes del municipio, que presentaron una contra oferta que redujo sustancialmente la alícuota inicial, pero negó eliminar totalmente el tributo, tal cual reclaman las empresas.

Al cabo de la reunión con la subsecretaria de hacienda Mabel Mónaco, la Cámara de Farmacias, la Cámara de Comercio de Resistencia, el Colegio de Farmacéuticos y la Federación Económica realizaron una conferencia de prensa para agradecer el gesto y aceptar la negociación, pero para marcar también que no alcanza y reivindicar el argumento de que no es facultad municipal fijar impuestos sobre la actividad.

Tal cual planteó uno de los abogados patrocinantes, se argumenta que en verdad, el Medicamento no tiene una venta, sino un despacho. En si, la prestación del servicio, es un bien jurídico impropio porque es uno de los eslabones de la salud. Por esto el poder de policía en materia de control de calidad y regulación, recae en el ministerio de Salud Pública, mediante el ANMA, único órgano competente en la materia.

Por esto, la definición de una Tasa, implica la contraprestación de un servicio por parte de la Municipalidad, que esta no puede dar, ni tampoco tiene con qué.

“La Municipalidad quiere cobrar, ejerciendo un Poder de Policía, que no le compete”, sintetizó el abogado.

Mudanza segura

La posibilidad de que el impuesto defina si las droguerías regionales con base logística en Resistencia, abandonen la ciudad o no, fue ayer sincerada por los ejecutivos y gerentes presentes en la última reunión con los técnicos del municipio.

“La incorporación del impuesto en nuestra empresa, significa que tenemos pérdidas en el mercado de Resistencia. Nuestro negocio de un margen de rentabilidad del 0,7 %, con lo cual una tasa de 0,35, se queda con el 50 % de nuestra rentabilidad. Competimos con droguerías de Corrientes que venden el mismo producto, al mismo precio, pero sin tributar el impuesto”, explicaron.

Señalaron que en casos se distribuye desde aquí a todo el mercado regional de todo el NEA, lo que hace que deban tributar por las ventas que hacen desde aquí a Formosa, a Misiones y a Corrientes, y no solo por las de Resistencia.

“Si se mantiene como hasta hoy, debemos abandonar Resistencia. Creo que la propuesta municipal es buena y correcta, pero queda el precedente y no evita que con una nueva administración estemos en lo mismo” agregó,, recordando que se trata de la posibilidad de seguir manteniendo unos 500 empleos directos involucrados en la distribución regional de medicamentos.

Pedido a concejales

El vicepresidente de la Federación Económica Roberto Lugo, planteó que advertir de la mudanza de las empresas mayoristas y de las distribuidoras regionales, no se trata de un planteo extorsivo, sino de una realidad concreta, que reclama la intervención de los concejales.

“Vamos a necesitar el apoyo de la intendente, pero también del Concejo. Les vamos a pedir una audiencia al Concejo porque no tenemos manera de avanzar si su apoyo y eliminar para siempre algo que desalienta la inversión en Resistencia”, señaló.

Comentá la nota