El TSJ pide unificar categorías para la Justicia de Paz

Suba salarial, unificación de categorías y reconocimiento remunerativo como funcionarios del Poder Judicial son las reformas salientes que incorpora el proyecto de ley de Unificación de la Justicia de Paz que elevó el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Oscar Massei, a la Legislatura provincial la semana pasada.
Suba salarial, unificación de categorías y reconocimiento remunerativo como funcionarios del Poder Judicial son las reformas salientes que incorpora el proyecto de ley de Unificación de la Justicia de Paz que elevó el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Oscar Massei, a la Legislatura provincial la semana pasada.

La iniciativa destaca que de esta forma dejarán de existir diferencias entre los juzgados que se encuentren en municipios de primera, segunda y tercera categoría. Al mismo tiempo, agrega que la política judicial apunta a que la Justicia de Paz se transforme gradualmente en un fuero de "pequeñas causas" y se constituya en una verdadera "justicia de proximidad".

El proyecto dispone que las 6 categorías existentes se unifiquen en una nueva denominación que distingue únicamente entre jueces de Paz Titulares y Suplentes. Estas categorías se corresponden actualmente con las especificadas desde el 2006 por la Ley 2.526, que establece los escalafones para "Magistrados, Funcionarios, Jueces de Paz, profesionales Auxiliares de la Justicia, Servicios de y Maestranza", que figuran en los anexos I, II, III y IV.

La iniciativa afirma que las subas se enmarcan dentro de las posibilidades presupuestarias y financieras del Poder Judicial. A su vez, destaca que es necesario jerarquizar la función de los juzgados de Paz dentro de la estructura del Poder Judicial, por ser éstos los organismos que garantizan el acceso a la Justicia en cada localidad.

Para poder incorporar cambios en sus funciones, el art. 16 dispone que el TSJ quede expresamente facultado para modificar y ampliar la competencia de la Justicia de Paz. Instancia que promueve implementar en forma progresiva un sistema de tramitación de causas de menor cuantía en todo el territorio provincial, conforme con los principios y procedimientos establecidos en la Ley Nº 887.

En su fundamentación, reconoce que los jueces de Paz constituyen una pieza fundamental en el diseño de la organización judicial al garantizar el acceso a la Justicia y dar una razonable y pronta resolución a los conflictos. "Todos deberían ser tratados como iguales", sostiene la iniciativa, incluso en el aspecto remunerativo.

Comentá la nota