GM pide tranquilidad ante el temor por el destino del dinero de la Anses

GM pide tranquilidad ante el temor por el destino del dinero de la Anses
Desde la automotriz expresaron que "la gente no tiene por qué preocuparse porque van a recuperar ese dinero". La idea es incentivar las ventas con un nuevo modelo, aunque hay pronósticos que auguran retracción del 30% para el sector.
Mientras el informe de una consultora asegura que la producción automotriz registraría este año una caída del 30%, el vocero de General Motors (GM) para América Latina, Bernardo García, salió a calmar "a la gente que está preocupada porque se están utilizando recursos de la ANSES" mediante un préstamo que entregó el Gobierno a la empresa "porque van a recuperar ese dinero".

Además aseguró existe un "fuerte compromiso" de parte de la automotriz para que el nuevo modelo que se empezará a fabricar hacia fines de año en la Argentina tenga el mayor porcentaje posible de componentes de producción nacional.

García salió al cruce de las críticas por el préstamo que el Gobierno le otorgó la semana pasada a la automotriz por 70 millones de dólares con fondos de la ANSES. "Creo que la gente que está preocupada porque se están utilizando recursos de ANSES para esto no tiene por qué preocuparse porque van a recuperar ese dinero. En este momento no existen muchas posibilidades de acceder a un crédito y es muy importante para nosotros mantener el cronograma de implementación de este proyecto y para nosotros no está mal acceder a este crédito, aún pagando esa tasa", destacó. En ese sentido, contó que "este préstamo no sólo asegura mantener el ritmo de implementación, sino que también nos permitió negociar con nuestra casa matriz para que el nuevo vehículo sea de exclusiva producción argentina, lo que nos va a permitir aumentar nuestras exportaciones en el futuro".

En declaraciones a radio El Mundo, remarcó que "hay un compromiso muy fuerte de GM -con el Gobierno- para lograr la mayor cantidad de componentes locales no sólo en el nuevo producto sino en todos los vehículos que produce". No obstante, aclaró que se debe garantizar primero que los precios de los autopartistas locales sean competitivos y que todas las piezas tengan un estándar de calidad muy importante.

El portavoz indicó que la industria automotriz argentina hoy está manejándose con un promedio de 40% de componente nacional, "que varía dependiendo del producto porque cuanto más tecnología se incorpora a los vehículos más se dificulta conseguir las piezas a nivel local". "La idea es que este vehículo se comience a producir hacia finales de año y podríamos estar comercializando en el último trimestre de 2009", precisó. García puntualizó que el nuevo vehículo de cinco puertas apunta a un segmento intermedio, "con un diseño realmente muy atractivo y con comodidad interior".

Con la venta en el mercado interno y externo de este nuevo vehículo, la empresa pretende saldar la deuda por el préstamo de 220 millones de pesos, aunque el informe de Ecolatina asegure que la producción automotriz registraría este año una caída en torno al 30%, a pesar de que en lo que resta de 2009 el deterioro será menos pronunciado que en los primeros meses.

La consultora fundada por el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, destacó que "las perspectivas para el sector en lo que resta del año no son favorables" y señaló que las principales variables, consumo interno, expectativas y demanda externa, "no muestran pronósticos alentadores".

"Por el lado de la demanda interna, el fuerte deterioro del mercado laboral debilita la capacidad de consumo de las familias y la elevada incertidumbre sobre el rumbo económico mantiene deprimidas las expectativas de los agentes", afirmó. El informe sostuvo que "los consumidores adoptan comportamientos precautorios y postergan en primer lugar las compras de bienes durables". En este sentido, precisó que el índice de confianza del consumidor que mide la intención de compra de autos y casas se posiciona en los mínimos niveles de los últimos siete años.

"Por el lado de las exportaciones, el panorama tampoco es alentador. El menor dinamismo del principal socio comercial delineará, en gran medida, la performance de las exportaciones de la industria automotriz argentina, que se contraerán fuertemente en 2009", auguró.

El informe puntualizó que entre enero y mayo, la cantidad de unidades exportadas por la Argentina a Brasil se redujeron 28% con respecto a igual lapso de 2008. "La menor demanda interna -a pesar de los planes y anuncios del gobierno-, los menores volúmenes exportados y la acumulación de stocks explican la fuerte caída de la producción automotriz en los primeros cinco meses del año (-35,5 por ciento interanual)", explicó.

Ecolatina enfatizó que "si la confianza de los consumidores no repunta y los empresarios no vislumbran una recuperación de la demanda interna, el consumo y la inversión permanecerán estancados profundizando el deterioro del sector".

Comentá la nota