La CGT pide subir seguro de desempleo y asignaciones

La CGT quiere que el Gobierno aumente un 25% las asignaciones familiares y las escalas salariales sobre las que se cobran esos beneficios. Y que duplique el monto del seguro de desempleo que hoy tiene un tope de $ 400.
También que la ANSeS informe el estado de situación del Fondo Nacional de Empleo que financia el pago de ambos beneficios y que la central obrera presupone que es altamente superavitario.

Con esto la CGT quiere verificar si el Gobierno se está quedando con excedentes del sistema -como hace en Salud con el Fondo Solidario de Redistribución¿ o financiando otras prestaciones, cuando corresponde que ese dinero se vuelque a fortalecer ambos beneficios.

El menú de reclamos lo expresó del secretario de prensa de la CGT Héctor Daer quien, ayer dialogó con Clarín. Como dirigente de la sanidad, participa del Congreso Argentino de Salud que se realiza en esta ciudad.

Daer recordó que las asignaciones familiares hace un año que no se actualizan y que el seguro de desempleo, que se implantó en 1992, solamente se ajustó una sola vez. También señaló que el Consejo del Salario mínimo en su última reunión no trató la actualización del seguro de desempleo y tampoco su extensión a los trabajadores despedidos "en negro", como quería la CGT.

El argumento del Gobierno es que incrementar el seguro de desempleo instalaría la "falsa idea" de que estaría aumentando la desocupación y prefiere financiar otros programas, como el REPRO que otorga a las empresas hasta 600 pesos por mes por trabajador suspendido.

Actualmente la mayoría de las asignaciones familiares, como salario por hijo, o maternidad, se pagan a los trabajadores que ganan hasta $ 4.800. En algunos casos los monos son diferenciados, siendo mayor el beficio para los salarios más bajos.

En el caso del seguro de desempleo, desde 2006 tiene un piso de $ 250 y un techo de $ 400.

El beneficio solo alcanza a los trabajadores privados en blanco.

Muy pocos despedidos cobran el seguro de desempleo y el beneficio apenas orilla el 15% del sueldo medio que, según la AFIP, es de $3.000. Sobre 1.400.000 de desocupados que informa el INDEC, se estima - orque no hay cifras actualizadas¿ que lo están cobrando 140.000 despedidos. Y lo cobra poca gente porque el seguro es muy restringido y el importe muy bajo: no tienen derecho a este seguro ni el personal público ni el servicio doméstico, mientras no se aplica a los que trabajan en negro. Así, refleja en forma parcial la situación del mercado laboral "en blanco" o registrado.

Para acceder al seguro de desempleo el trabajador tuvo que haber trabajado en relación de dependencia 6 meses de los últimos 3 años anteriores al despido, estar registrado y haber sido despedido sin causa. El trámite se realiza en la ANSeS.

Tanto las asignaciones como el seguro de desempleo se financian con un aporte patronal sobre la nómina salarial que va al Fondo Nacional de Empleo administrado por la ANSeS. Se descuenta que este Fondo es muy superavitario por el mayor empleo registrado y la suba nominal de los salarios.

Comentá la nota