Pide la probation una jueza porteña

Se la conoció en un video en el que maltrata a dos empleadas; dijo que quiere indemnizarlas
Un día después de que un fiscal sostuviera que hay pruebas suficientes para someterla a juicio por los delitos de amenazas y discriminación, la jueza en lo penal y contravencional porteña María Rosa Parrilli ofreció pagar una indemnización a las dos empleadas públicas que se sintieron agredidas con su proceder, no manejar durante un año y tareas comunitarias, a cambio de que se suspenda el proceso en su contra.

El pedido de probation fue presentado por la defensa de la magistrada en las últimas horas. Fuentes judiciales informaron a LA NACION que, una vez que sea notificado el fiscal de la causa, Angel Carestía, tiene cinco días hábiles para aceptarlo o rechazarlo.

Según pudo saberse, Parrilli ofreció 5000 pesos para cada una de las empleadas porteñas. El hecho por el que se la acusa ocurrió el 15 del mes pasado, cuando Parrilli fue a buscar su auto, que había sido removido por una grúa.

"Ganan 1200 pesos para joder a la gente. ¡Todas morochas, ni una rubia contratan!", dijo la jueza, según las imágenes y el sonido grabados por las cámaras de seguridad del playón municipal. La magistrada también trató a las empleadas de "tontitas".

La jueza había concurrido al lugar, en la zona del Obelisco, para recuperar su vehículo, que había sido acarreado como consecuencia de haberlo dejado mal estacionado.

Días días después del hecho y de que el episodio se hiciera público por decisión del gobierno porteño, el ministro de Justicia y Seguridad local, Guillermo Montenegro, presentó una denuncia contra Parrilli.

Después de las declaraciones de los testigos y de la presentación espontánea de la jueza, el fiscal entendió que había pruebas suficientes para que la magistrada fuera sometida a juicio por los delitos de amenazas y discriminación.

Por el delito de amenazas la jueza podría ser condenada a una pena de entre seis meses y dos años de prisión, mientras que por discriminar podrían caberle entre 1 y 3 años.

El mismo día en que se conoció el pedido del fiscal Carestía, el abogado defensor de Parrilli, Juan Pablo Alonso, sostuvo que los cargos por los que la jueza está siendo investigada no representan un delito. "No descarto que se pueda plantear una probation . Aun así, de no prosperar esta idea, tenemos la intención de ir a juicio oral porque nadie puede ser condenado por ofuscarse", había dicho Alonso.

Comentá la nota