El FMI pide medidas de reactivación para 2010

Estima que la debilidad económica persistirá
WASHINGTON (AFP).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó ayer a los gobiernos que empiecen a preparar programas de estímulo económico para el año próximo y que tomen más medidas para sanear las cuentas de los bancos, porque estima que la debilidad de la economía global continuará en 2010.

"Dada la prevista debilidad de la economía mundial en los próximos dos años, debe considerarse la posibilidad de lograr una reactivación presupuestaria que vaya más allá de las medidas ya anunciadas", afirma el FMI en un informe.

"Como nuestras simulaciones lo establecen claramente, los gastos de inversiones de los Estados y de pagos específicos podrían tener efectos multiplicadores considerables en la economía", añade el documento.

"La primera consideración [que deben tener los países] es el estado de su economía y sus perspectivas de crecimiento. Cuanto más débil sea la economía, más deben hacer para ayudar a reforzarse", subrayó el director de asuntos presupuestarios del FMI, Carlo Cottarelli.

Las recomendaciones llegan en momentos en que las economías más ricas del mundo se contraen a tasas nunca vistas desde la Segunda Guerra Mundial, según un funcionario del FMI. "Nuestros cálculos sugieren que la caída del PBI en el cuarto trimestre del año pasado y el primero de este año es la más aguda desde la posguerra", dijo el primer subdirector gerente del organismo, John Lipsky, al diario británico Daily Mail .

"Se requiere y se justifica una contundente respuesta de la política", agregó Lipsky, quien precisó que se necesitan medidas de política monetaria para apoyar al sistema financiero.

El FMI ya indicó que probablemente recorte sus estimaciones para el crecimiento mundial de 2009. "Llevará mucho tiempo hasta que el crecimiento potencial vuelva al nivel normal, así que tenemos que pensar en que los impulsos fiscales duren bastante", alertó Olivier Blanchard, el economista jefe del organismo.

"En este momento, los gobiernos deberían estar pensando más en 2010 y, quizás, en 2011", explicó Blanchard, ya que, según él, los mejores estímulos para las economías son los proyectos de infraestructura, que demoran algún tiempo en ponerse en marcha.

Comentá la nota