La UIA pide más medidas para el agro.

El presidente de la entidad, Héctor Méndez, dijo que los últimos anuncios "no alcanzan"; fuerte presencia empresaria.
Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat Argentina, parecía el más divertido en el palco oficial. Cruzaba palabras con todos, se reía y de vez en cuando se levantaba con ganas de su silla para saludar. Hasta tuvo tiempo para, un poco en broma y otro tanto en serio, hacer comentarios sobre si en su condición también de tambero quedará o no alcanzado por la compensación para ese sector que anunció la presidenta Cristina Kirchner. Cerca de él, Héctor Méndez, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), y su vicepresidente primero, Miguel Acevedo, también estaban relajados. Se sentían como si estuvieran de entre casa, en su entidad.

Parte de la cúpula de la UIA estuvo ayer en la inauguración oficial de la Exposición Rural de Palermo y no sólo respaldó el discurso del anfitrión, Hugo Luis Biolcati, sino que expresó que las medidas anunciadas anteayer por el Gobierno para el campo "no alcanzan". Los empresarios calificaron como "un problema" que el agro no participe del Consejo Económico y Social, según decidió la dirigencia ruralista.

"No alcanzan, por lo que veo acá. No solucionan los problemas", señaló Méndez sobre las medidas oficiales. El presidente de la UIA halagó el discurso de su par de la Sociedad Rural. "Fue bueno; dejó la puerta abierta al diálogo, y ésa es una de las cosas por destacar", señaló.

Lejos de la tirantez que caracterizó al campo con el resto del empresariado durante el conflicto por las retenciones móviles en 2008, los industriales limaron diferencias con el agro y ahora, en tiempos de debilidad del kirchnerismo, no tienen reparos en mostrarse en sintonía con los ruralistas. "No hay una solución al problema del campo; [las soluciones] van a ser cuando se discutan los problemas. Las medidas se deben consensuar; no se pueden tomar unilateralmente", afirmó Miguel Acevedo. Sobre la ausencia del agro en el Consejo Económico y Social, añadió: "En cualquier consejo que se haga deben estar todos los sectores de la producción". Acevedo subrayó que es "responsabilidad" del Gobierno que allí estén sentados todos los actores. Méndez acotó que su sector hará "todo el esfuerzo" para que el Gobierno y el campo busquen un acuerdo.

Rattazzi eligió la ironía para referirse a las medidas oficiales. "Vi que autorizan exportar trigo y maíz, pero yo pensé que era parte de la Constitución el libre comercio", dijo.

Enrique Mantilla, presidente de la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA), destacó, entre los puntos del discurso del titular de la Rural, "la importancia de cultivar el diálogo, de pasar de una actitud de protesta en las rutas a propuestas ante los poderes del Estado y su preocupación por la pobreza". Hasta Carlos de la Vega, presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), ponderó la necesidad de un entendimiento. "Creo que toda la actividad económica necesita que se alcance un acuerdo; la actividad está disminuyendo y esto está agravado por la crisis internacional. Por eso es necesario un acuerdo con el campo", señaló.

Coincidencia empresaria

Como sus pares empresarios, De la Vega no se imagina un consejo sin el campo. "Tenemos que estar todos los sectores, si no, el diálogo no va a ser completo", dijo. Jorge Zorreguieta, presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), acotó: "Respeto la decisión [del agro], pero yo prefiero que lo integren [al consejo]".

A unos metros de Zorreguieta, Alfredo De Angeli, presidente de la filial Entre Ríos de Federación Agraria Argentina (FAA), parecía justificar la decisión del campo de no participar de ese ámbito. "No podemos ir a resolver otros problemas si no resolvemos los nuestros", decía. En rigor, el agro está impaciente por la implementación de lo anunciado. "Los tiempos de la instrumentación podrían ser más rápidos y las medidas, más profundas", indicó Sebastián Rodríguez Larreta, presidente de Asociación Argentina de Angus.

Por el palco oficial también pasaron, entre otros, Julio Werthein, Eduardo Eurnekian (Aeropuertos Argentina 2000), Mario Vicens (Asociación de Bancos de la Argentina), Enrique Cristofani (Santander Río SA) y Norberto Peruzzotti (Asociación de Bancos Argentinos). "Fue un discurso con mucha altura y un mensaje sobre construir entre todos un país mejor", expresó Gastón Bourdieu, de Banco Galicia, respecto de las palabras del presidente de la Sociedad Rural.

Comentá la nota