PICOLOTTI NO SERA CITADA A INDAGATORIA POR SERVINI DE CUBRIA, AL MENOS EN PROXIMOS MESES

La despedida secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti, no será citada a declaración indagatoria durante los próximos meses en la causa penal por presunta malversación de dinero público en su gestión, de 2006 a 2008, informaron a DyN fuentes judiciales.
"La jueza federal María Servini de Cubría sigue investigando al ritmo que venía investigando y ahora mismo se están haciendo pericias sobre la documentación secuestrada en las oficinas de la Secretaría medioambiental", dijo el informante.

El fulminante despido de Picolotti del Gobierno por orden de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner coincidió con la versión de que era inminente su citación como imputada, pero en el juzgado federal número uno de Comodoro Py lo descartaron totalmente.

"El pedido de renuncia (de la Presidenta a la Secretaria) no tuvo nada que ver con el estado de la causa judicial", resaltó la fuente.

La causa penal que involucra a Picolotti incluye denuncias por la contratación de parientes y allegados con sueldos altísimos en la Secretaría, uso de aviones privados para cuestiones personales, compra de muebles suntuarios y gastos exorbitantes en viajes, entre otras irregularidades.

"Contratar un jet privado para una mucama, para alguien del servicio doméstico para un viaje Buenos Aires-Córdoba me parece un exceso", advirtió el abogado denunciante en la causa, Ricardo Monner Sans, al referirse a una de las tantas prácticas irregulares que figuran en el expediente contra Picolotti.

Añadió que entre las facturas de la Secretaría de Ambiente que él aportó a la Justicia "figuran los pagos de almuerzos y cenas y de compras muy refinadas, como vinos y champagnes a una cadena muy importante de la Argentina".

Picolotti se enteró de la decisión presidencial por boca del jefe de Gabinete, Sergio Massa, quien la convocó el martes a la tarde a su despacho en la Casa Rosada y le pidió la dimisión.ð Fuentes oficiales señalaron que la salida de la funcionaria del gobierno, al que había llegado de la mano de Alberto Fernández, se fundamentó en el enojo presidencial por algunos datos que llegaron a su oficina sobre la gestión en la Secretaría de Ambiente. El presupuesto de esa dependencia "estaba subejecutado hasta noviembre último", dijeron esas fuentes a DyN, al tiempo que precisaron "se detectaron viáticos por 70.000 dólares en los últimos días para cursos en el exterior" de miembros de la secretaría.

Influyó también en la decisión de la presidenta el veto a la Ley de Glaciares y la demora en la reglamentación de la ley de Bosques, sancionada hace un año, tarea que le correspondía a Picolotti.

Días atrás, Greenpeace realizó una protesta en la Jefatura de Gabinete para reclamar por esta reglamentación, lo que cayó muy mal en la Rosada por las buenas relaciones de Picolotti con esa organización ambiental. Picolotti fue designada en el cargo el 27 de junio de 2006 por el entonces presidente Néstor Kirchner, quien ese día decidió también traspasar el manejo de la Secretaría a la Jefatura de Gabinete que ocupaba Alberto Fernández.

Su nombre y su condición de "especialista" en ecología se hicieron conocidos luego de asesorar a la Cancillería ante los tribunales internacionales, a raíz del conflicto con Uruguay por la instalación de la pastera Botnia, y un premio internacional.

En su asunción prometió sancionar a las empresas contaminantes y mantener el status de política de Estado con el que el gobierno nacional decidió catalogar a la cuestión ambiental.

Trece meses después fue respaldada en público por Alberto Fernández cuando una investigación periodística aseguró que había contratado más 300 empleados y designado a un hermano como su jefe de gabinete, entre otros hechos que investiga la Justicia Federal ante la sospecha de que malversó fondos públicos.

Fue cuestionada por su rol frente a los incendios de pastizales en el litoral, la eficacia del plan de saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo reclamado por la Corte Suprema y el impulso de una ley de protección de los glaciares que luego fue vetada por la presidenta Fernández de Kirchner.

Comentá la nota