En Pico: hay casi 40 alumnos por aula en 7mo. Grado

Desde UTELPa dicen que, en el último curso de EGB de varias escuelas, hay casi 40 alumnos por aula. "Así, no hay calidad educativa posible", advierten. También se quejan porque algunos establecimientos pintan sus paredes en época de clases.

Las autoridades de la Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa (UTELPa), seccional General Pico, se mostraron preocupadas por la cantidad excesiva de alumnos, que cursa el séptimo año del nivel EGB, con aulas que llegan a contener entre 36 y 38 chicos.

"El comienzo del ciclo lectivo fue complicado y ahora vamos detectando muchas situaciones que componen un panorama poco feliz. Por ejemplo, la cantidad de alumnos en los séptimos años de las unidades educativas, donde no hay espacio para todos", dijo Liliana López, secretaria adjunta de la entidad gremial, al trazar un primer panorama.

La dirigente dejó otro motivo de intranquilidad: el nivel de repitencia, que se observa en los distintos niveles educativos de los colegios de General Pico. "El porcentaje de alumnos que repiten es muy significativo, tanto en la ciudad, como en la provincia", agregó López.

Alergias.

Además, denunció problemas en la Escuelas 216, derivados de los trabajos de pintura que se están realizando en el edificio. "La semana pasada se suspendieron las clases por un día. Algunos chicos se retiraron porque les sangraba la nariz. Otros tenían irritación en los ojos y los docentes soportaron alergias muy fuertes", aseguró López, al explicar las consecuencias generadas por el olor de la pintura.

De acuerdo a sus palabras, las autoridades del establecimiento decidieron seguir con la labor solo durante los fines de semana, cuestión que alivió la situación interna de la escuela. "No me explico cómo se repiten este tipo de errores de realizar trabajos de albañilería y pintura en pleno ciclo lectivo, cuando hay otros meses del año para los arreglos", dijo la dirigente gremial, al recordar que durante el 2008, la Escuela 66 debió suspender el dictado de clases por una situación similar y se debió derivar a los estudiantes a diferentes colegios para completar las cursadas.

Visitas.

López confirmó que se sigue con la rutina de visitar las escuelas piquenses para verificar el estado edilicio, las comodidades para los docentes y alumnos y si ha llegado el material didáctico. Ayer trascendió que en algunos establecimientos, el personal tuvo problemas para completar la merienda de los chicos por falta de alimentos, pero la versión no fue confirmada. Ante la consulta en algunas escuelas, se negó tal situación. UTELPa también se manifestó en el mismo sentido.

Comentá la nota