Pichetto vaticina que no habrá cambios

Pichetto vaticina que no habrá cambios
El jefe del bloque oficialista dice que ya tiene los números para sancionar el texto original.
La imagen del Salón Azul del Senado semivacío por la ausencia de la oposición fue el escenario en el que la bancada kirchnerista firmó ayer el dictamen del proyecto de ley de radiodifusión, cumpliendo así con la directiva de la Casa Rosada de apurar el trámite parlamentario de la controvertida iniciativa.

Ahora, al bloque oficialista sólo le resta esperar los siete días que dicta el reglamento para llevar el proyecto al recinto y tributarle al matrimonio presidencial la ley que con tanto ahínco reclama a sus senadores desde hace dos semanas.

Con ese objetivo, la Cámara alta se reunirá el viernes próximo en sesión especial. Las cuentas en el oficialismo son optimistas. "Tenemos los votos para sancionar la ley", afirmó el jefe del bloque, Miguel Pichetto (Río Negro).

El presidente de la comisión cabecera de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión, Guillermo Jenefes (PJ-Jujuy), firmó en disidencia parcial, aclarando que lo hacía "conforme se manifestó en el pleno" de comisiones anteayer. También firmó en disidencia el oficialista Marcelo Guinle (Chubut), lo que le permitió al oficialismo, junto a Jenefes, alcanzar dictamen en las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales.

La UCR, la Coalición Cívica y el socialismo presentarán entre el lunes y martes próximos un dictamen en minoría con varias modificaciones al proyecto aprobado por la Cámara baja en la madrugada del 17 de septiembre. Sostienen varios de sus referentes que ese texto será la base para reemplazar una eventual norma kirchnerista cuando se produzca el recambio legislativo del 10 de diciembre y el oficialismo pierda sus mayorías en ambas cámaras.

El de ayer fue el peor final para las seis jornadas de audiencias en las que se discutió el proyecto oficial. También fue el resultado de la presión ejercida por la Casa Rosada para alcanzar el dictamen con el tiempo justo para que la iniciativa pueda ser sancionada antes de la partida de Cristina Kirchner en viaje oficial a la India, el sábado próximo.

A pesar de ya tener la decisión tomada, el oficialismo celebró el plenario de las cuatro comisiones que intervinieron en el debate para escuchar al interventor del Comfer, Gabriel Mariotto, y del director de la Comisión Nacional de Comunicaciones, Ceferino Namuncurá.

Sin las molestas preguntas de los senadores de la oposición, que lo hicieron tropezar en varias oportunidades cuando concurrió a defender el proyecto el martes de la semana pasada, Mariotto hizo ayer una encendida arenga contra las empresas periodísticas, a las que acusó de objetar la iniciativa del Gobierno con el objetivo de "ganar tiempo para que de esto no se hable".

También ensalzó la decisión presidencial de reemplazar la ley 22.285, vigente con algunas modificaciones desde la última dictadura. "Como dice el diputado Piumato [Julio], si la Presidenta hubiera hecho lo que ellos quieren que haga, hoy sería tratada como la reina consorte", apostrofó ante el beneplácito de los senadores oficialistas.

Tras las palabras de Namuncurá, el oficialismo pasó el dictamen para la firma. Poco después, el secretario Parlamentario de la Cámara, el peronista Juan Estrada, anunciaba la convocatoria a sesión especial para el viernes, a las 11, con el único fin de tratar el proyecto de medios.

Comentá la nota