Pichetto: "Hay que explorar un blanqueo"

Después de avanzar en la estatización de las AFJP, el gobierno retoma el interés por impulsar un blanqueo de capitales. Con el objetivo de repatriar dinero del exterior (se calcula que son unos u$s 150 mil millones), la medida está en danza en Casa de Gobierno.
El jefe del bloque oficialista del Senado, Miguel Pichetto, volvió a hablar del tema y reconoció interés oficial. Para que los fondos se traduzcan en inversión productiva, deberá establecerse claramente el destino que obligatoriamente tendrían éstos. Si el gobierno realiza una oferta atractiva que incluya una baja tasa y condonación de deudas para la repatriación, podría regresar un porcentaje de esos capitales, pero debería cuidarse el equilibrio para no producir una baja en el precio de la divisa que se traduzca en una señal negativa para la balanza comercial. Asimismo, deberá ofrecer estabilidad y seguridad, algo que no puede garantizar un proyecto de ley.

Por: Florencia Lendoiro

Miguel Angel Pichetto

Aunque sería una forma de introducir capitales destinados a la inversión, objetivo prioritario del gobierno en el contexto de crisis actual, algunos expertos cuestionan el deseo oficial de implementar un mecanismo de blanqueo para repatriar fondos del exterior. Las dificultades para hacer una oferta atractiva y el riesgo de lavado de dinero latente (ante la posibilidad de que no se audite la procedencia de los fondos que podrían ser del narcotráfico o la venta de armas) será uno de los principales puntos que cuestionará la oposición si eventualmente debe tratar la norma en el Congreso.

La semana pasada, el titular de la bancada oficialista en el Senado, Miguel Angel Pichetto, volvió sobre el tema. En declaraciones radiales reiteró que «hay mucha gente que quiere traer sus depósitos del extranjero. Creo que habría que explorar la posibilidad de que se efectivice un blanqueo para que pueda entrar dinero que se encuentra en el mundo y que indudablemente hoy también están en fuerte riesgo», dijo.

La idea, que circuló con fuerza hace un mes, fue luego superada por decisiones más complejas, como el traspaso de las jubilaciones privadas al Estado, que la solapó. Pero en ámbitos oficiales sigue latente. El contexto enciende la aspiración: obligaciones que vencen, precios internacionales de commodities que bajan y desaceleración en la actividad económica llevan al gobierno a idear este tipo de medidas que mejoran la recaudación.

Pero los técnicos en materia tributaria encuentran algunos problemas. «Uno de los puntos centrales de la norma debe ser la justificación del origen de los fondos que se van a repatriar. La Argentina está asociada a normas internacionales de lavado de dinero y si no se encuadra en ellas para tomar decisiones locales, se generaría un escándalo internacional», explicó a este diario Santiago Artagaveytia, socio del estudio Llerena & Asociados.

Volumen

Se calcula que los fondos de argentinos en el exterior, sin declarar, se encuentran entre u$s 120.000 millones y u$s 180.000 millones. Una cifra que habría crecido con la salida de fondos de los últimos cuatro trimestres.

«Para que los capitales vuelvan, básicamente el atractivo debe ser muy alto», explicó a este diario Nadin Argañaraz, director del IERAL, de la Fundación Mediterránea. El economista aseguró que la decisión de blanquear es una típica evaluación de proyecto. «El inversor pensará si es conveniente traer el dinero viendo la rentabilidad que se ofrece. Es decir que evaluará el costo y las condicionalidades que se le imponen», aclaró.

En la norma que trate el Congreso, como en otras ocasiones sucedió en el país, deben constar la tasa y las exigencias de uso del capital. Se sabe que la tasa que pague el dinero al ingresar deberá ser muy inferior a la que hubiera pagado si permanecía en la Argentina y, por ejemplo, hubiera tributado bienes personales. Por otro lado, las exigencias deben ser claras.

Compra de maquinaria o inmuebles, colocación en un fondo destinado a una inversión determinada o compra de una Obligación Negociablede empresas locales son algunas de las exigencias que podrían darse.

Pero en cuanto a las tasas, para que sea atractiva la iniciativa, muchos analistas creen que se da una situación similar a la que se plantea con las moratorias impositivas. «Se condonan deudas y se termina premiando a los que sacaron el dinero del país en detrimento de los que pagaron todos los impuestos», señala Argañaraz.

Sin embargo, hay quienes opinan que en estos momentos de crisis sistémica que mina la estructura misma de Miguel Angel Pichetto la economía mundial, pocos son los países que se han preocupado por el purismo de las formas. Toman como ejemplo al propio Estados Unidos, principal impulsor de la lucha contra el lavado, quien, solicitó a sus ciudadanos la repatriación de todos los fondos que se encontraban en el exterior, y que encontraron eco en muchas de sus empresas, quienes solicitaron a sus filiales alrededor del mundo que giren la totalidad de los fondos en existencia a sus casas matrices, aun cuando esas transferencias podían violentar las normativas. Estos analistas ven imperioso que el gobierno en los próximos días delinee su estrategia sobre este tema clave para el país.

Comentá la nota