Pichetto dice que "no cierra ninguna puerta" a su candidatura

Miguel Pichetto entiende que el justicialismo de Río Negro debe trabajar "en una visión plural, abierta e insistir en el Frente".
Confía en el destino de la oposición, pero lo condiciona a un cambio de actitud, alentando una "propuesta madura, inteligente, razonable y equilibrada".

"Hoy construyo, pero no cierro ninguna puerta", afirmó el senador cuando "Río Negro" lo consultó por la posibilidad de su candidatura a gobernador en el 2011: "Falta una eternidad. Puedo acompañar y colaborar en la medida que sea escuchado".

"¿Las denuncias?. La oposición debe tener un rol fiscalizador, pero hay que ofrecer ideas, propuestas y equipos. El cambio es mucho más", orientó.

Desde hace dos semanas, Pichetto descansa en El Cóndor. Pero no pierde ocasión para contactos políticos e institucionales. Hoy viajará y desde el sábado acompañará la gira de la presidenta por Cuba y Venezuela.

Detecta que el oficialismo rionegrino afronta un "proceso de muchas dificultades. El partido radical yendo a reencontrarse con el tronco histórico, con (el vicepresidente) Cobos, y el gobernador Saiz pegado al gobierno más producto de las necesidades que de convicciones politicas". Las acciones de desestabilización denunciadas por Saiz "nada tienen que ver con el justicialismo, sino con su gobierno y su vida interna. Persiste el gobierno en la falta diálogo".

"¿Cómo veo al gobernador? Muy solo, en su defensa y en la ajena. Hay ausencia de figuras en sus ministros. Lo veo incluso en la trinchera de la confrontación".

- ¿Y al justicialismo?

- El justicialismo tiene que reivindicar lo hecho por la Nación en Río Negro, y trabajar con una visión plural, abierta e insistir con el Frente.

- ¿Hay futuro en la alianza con el Frente Grande?

- Hay que seguir dialogando con el Frente. Arriaga tomó una definición, pero el intendente Weretilneck no se apurará. Mirará el escenario, analizará con tiempo y detenimiento. Espera que configuremos una fuerza confiable, con actitud de cambio. Si logramos un esquema vigoroso se sumarán aliados, si la perspectiva es de aislamiento y achicamiento entonces es muy probable que estemos muy solos.

- ¿Qué otros sectores se pueden sumar?

- El vecinalismo tiene un perfil interesante, y hay que conversar con el PPR, la Democracia Cristiana y, entre otros, el Partido de la Victoria. Y hay que lograr el apoyo de radicales decepcionados que podrán observar una propuesta madura, inteligente, razonable y equilibrada. Si el proyecto peronista es pensar en función del partido será un esquema refractario y no será facil ganar.

- ¿En esta visión, usted no prioriza el esquema de denuncias que realiza el PJ?

- La oposición debe cumplir un rol de fiscalización, pero no es suficiente. La sociedad votará por un proceso de cambio si hay una construcción de ideas, propuestas y equipos. Hay que mostrar austeriodad, responsabilidad y respeto por el otro. Las denuncias están bien y hacen bien a los legisladores, pero el cambio implica mucho más. En Río Negro siempre ocurrieron cosas muy graves, pero la situación política no se modificó.

- ¿Qué plazos manejará el justicialismo para la próxima elección?

- Hay que empezar a hablar entre marzo y abril. Mucho hay que conversar con el gobierno nacional porque la elección es parlamentaria, que tendrá que ver con el respaldo a la presidenta y la evaluación económica. Insisto: hay que trabajar en la visión y construcción plural en Río Negro que se puede hacer muy fuerte. Hay que mantener el caudal de la elección parlamentaria del año pasado, que ganamos, frente a un gobierno provincial con dificultades.

- ¿Qué papel se reserva? ¿Será candidato en el 2011?

- Actúo en la construcción. No cierro ninguna puerta, tampoco lanzo ninguna candidatura. Falta mucho todavía. Estoy acompañando el proceso. Estoy dispuesto a construir y colaborar en la medida en que yo sea escuchado.

- ¿Es mensaje para alguien?

- No. Es fundamental construir esquemas de diálogo. Lo digo porque vengo de experiencias frustrantes donde sectores internos no nos permitieron ganar.

- Lo advierto más expectante pero prudente en evitar confrontar con Soria, que ya tiene su propia candidatura para el 2011.

- Tengo buena relación personal y respeto su trayectoria, pero ambos tenemos una historia política. Él ha planteado sus aspiraciones y creo que no es el momento. Falta una eternidad. Es el presidente del PJ mientras yo decidí correrme de la estructura para tener una mirada más amplía.

Comentá la nota