Piccinini reclama a Saiz que intervenga en el conflicto de la salud

La defensora del Pueblo Ana Piccinini lanzó ayer -tras su visita al nosocomio de Cipolletti- un llamado, a nivel de emplazamiento, al gobernador Miguel Saiz para que "intervenga personalmente y de inmediato a fin de ponerle fin a la crisis en los hospitales de Río Negro", y dejó entrever que si esto no ocurre y en función de la aguda problemática imperante "tendré que analizar seriamente una serie de actuaciones que exceden el marco de la administración pública".
Esto fue interpretado como una elevación a la justicia de los antecedentes que obran en su poder relacionados con situaciones traumáticas en la cartera de Cristina Uría.

Piccinini llegó al hospital Pedro Moguillansky alrededor del mediodía y estuvo allí por más de dos horas.

Primero se reunió con delegados, por caso, con José Chandía, Oscar Contreras, Cecilia Chavero, Carlos Lasri y otros, quienes le hicieron entrega de un documento conteniendo todas las dificultades de todo tipo -de infraestructura, falta de material humano, de equipamiento, insumos, deudas con proveedores y demás- que la funcionaria en líneas generales no desconocía, porque guardan similitudes con lo que acontece en varios centros de salud privado de la jurisdicción.

También las relacionadas con salarios, aunque en esto la defensora fue cauta porque los aumentos son resortes del Ejecutivo, aunque sí le compete el punto de que no se paguen en término y de manera justa las remuneraciones.

"No politizar"

En esa reunión "chica" -porque luego tuvo una breve intervención en la asamblea- también recibió denuncias de discriminaciones.

En la asamblea, invitada por la gente, que colmó el aula mayor "Doctor Julio Dante Salto", aclaró que concurría por respeto al personal pero que no es ni su estilo ni su función politizar nada ni intervenir en las decisiones de los trabajadores, aunque dejó en claro que su obligación de funcionaria es activar para que los hospitales funcionen y que eso hará hasta las últimas consecuencias.

A posteriori anunció el llamamiento, para la inmediata intervención del gobernador.

Ya se estaría infringiendo -de acuerdo con la óptica de Piccinini- el artículo 59 de la Constitución sobre que la Salud es un bien social.

"Nos ha dejado muy satisfechos. Ha demostrado que conoce muy bien lo que sucede. Tenemos confianza en sus gestiones", manifestó el delegado Contreras sobre Piccinini.

Comentá la nota