Piccinini consideró injustos sumarios al suboficial Ormeño y dijo que Cufré hostiga a la jueza Marisa Bosco

La defensora del Pueblo, Ana Piccinini, afirmó sobrre la investigación en Choele Choel sobre la trata de blancas que “nosotros estamos acompañando moral y éticamente a la jueza Marisa Bosco y estamos acompañando a Gabriel (Ormeño) que es un suboficial extraordinario”.
Señaló a la agencia APP que el jefe de la Policía, Víctor Cufré, “en vez de estar ocupado en ver cómo esta jueza está lo más cómoda posible, porque se está investigando policías, para desentrañar cualquier sospecha sobre su tropa, está permanentemente hostigando, está permanentemente poniendo palos en la rueda”. Consideró injusto tanto el primer sumario como se le hizo a Gabriel Ormeño como un segundo vinculado con su viaje a un país limítrofe. Dijo en este sentido Piccinini que “le inician un nuevo sumario porque se fue a un país limítrofe relacionado con esta investigación (la trata de blancas), que además fue enviado por la jueza y siendo que la policía es auxiliar de la justicia”.

Indicó la defensora que Ormeño “es una persona de una cultura y una preparación extraordinaria. Y además tenemos muchos policías así. Gabriel está sumariado y ahora lo vuelven a sumariar en una actitud realmente sospechosa, total y absolutamente sospechosa. Cufré está encarnizado y sabe que pegándole a Gabriel Ormeño la distrae a la jueza Bosco, la complica a la jueza Bosco, la preocupa a la jueza Bosco”.

Expresó además que “todos llegan a la conclusión” que los sumarios a Gabriel Ormeño constituyen una señal hacia adentro de la policía, para que no se imiten estos comportamientos.

Opinó además que “yo visualizo un grave conflicto de poderes”, porque “hay una jueza cuyo suboficial que la ha acompañado en una de las investigaciones más importantes, que va a sentar jurisprudencia y va a ser histórica en la Argentina, el Jefe de la Policía en vez de estar ocupado en ver cómo esta jueza está lo más cómoda posible, porque se está investigando policías, para desentrañar cualquier sospecha sobre su tropa, está permanentemente hostigando, está permanentemente poniendo palos en la rueda”.

“Y sin resolver el primer sumario que le hace injustamente a Ormeño, le inician un nuevo sumario porque se fue a un país limítrofe relacionado con esta investigación, que además fue enviado por la jueza y siendo que la policía es auxiliar de la justicia”, indicó a la agencia APP.

Al consultársele si ese país vecino es Paraguay, contestó afirmativamente, explicitando que desde allí traen chicas “a prostíbulos de Río Negro, expresamente a Río Negro”.

Comentá la nota