LA PICASA El paso del tren recién volvería en diciembre

Los 13 kilómetros de vías que quedaron bajo las aguas de la laguna “La Picasa” en las últimas inundaciones estarían finalizadas para ser habilitadas a principios de diciembre, según informó el ingeniero Severiano Tommasino, encargado de vías de la empresa América Latina Logística(ALL). “Queda por concluir el trabajo fino de la obra en 13 kilómetros de vías ubicados entre las localidades de Diego de Alvear y Aaron Castellanos. Es paralelo a la ruta, aunque el tramo de esta es más corto” afirmó.
La obra tiene una inversión de $ 140.398.980 y la está llevando a cabo desde abril de 2006 la UTE Iecsa-Comsa, con un plazo de 26 meses para ser finalizada.

Se construyó un pedraplen de más de 6,5 kilómetros desde Castellanos. Esta iniciativa elevó las vías del ferrocarril sobre el nivel de la laguna La Picasa en casi 15 metros con 770.000 toneladas de piedra y 17 kilómetros de rieles de acero, además de 24.000 durmientes de hormigón.

“Este pedraplen es mucho más volumétrico que el construido para la ruta. Por lo tanto se tardó más en su finalización”, señaló Tommasino.

Se conformó un núcleo en forma de trapecio de 7 metros de ancho de coronamiento, protegido lateralmente por enroscado que evitará el efecto erosivo de las olas. A lo largo de la traza se dispusieron14 descarriladeros para zorras ferroviarias, la obra tiene en la mitad del tramo un puente de 70 metros, con 4 arcos y la cota prevista sobre el terraplén de 104,50.

200 kilómetros alternativos

“Este tramo constituye lo que fue siempre en los ferrocarriles argentinos la vía principal, que unía de forma directa Retiro con Mendoza. Por no contar con este paso desde 1999, se tuvo que buscar un desvío para los trenes de carga (los de pasajeros hacía mucho tiempo que no circulaban) y se trazó un circuito con una ampliación de 200 kilómetros más”, manifestó .

Este ramal pasa por las localidades de Saforcada, Villa Cañas, Wheelright, Melincué, Venado Tuerto y Rufino. “Se hace un rodeo por la parte norte de lo que eran antiguos ramales de carga, hasta restablecer la circulación a Mendoza”.

“Esas vías no solo utilizadas para el tránsito de trenes carga de Buenos Aires a Mendoza, sino que también tiene su utilidad para llevar cargas de Junín o Rufino a Rosario”. Pero aseguró que “cuando se inaugure la obra va a ser muy beneficioso, porque los trenes que hagan el recorrido desde Retiro a la provincia cuyana, van a pasar directamente por La Picasa”.

Además dijo que los ramales secundarios utilizados hasta ahora, van a seguir funcionando para realizar los transportes a Rosario.

La importancia del puente bajo nivel

“Esta claro que todo paso a nivel es un problema para usantes y cursantes. Son sectores de riesgo constante, que se tratan de paliar, pero nunca se logra el 100% de seguridad. La empresa ve la construcción del puente bajo nivel como algo muy importante, más teniendo en cuenta que está sobre el patio de maniobras nuestro”, señaló el Ingeniero.

Además agregó “es muy complejo hacer las maniobras en este sector con calle, hay que coordinar muchos factores de tiempo para desviar a vagones y trenes, y a su ves dejar pasar, más en horas picos, el tránsito vehicular”.

Comentá la nota