Picando Jueces II

"Es muy difícil de entender que una persona diga que no puede vivir dignamente con 10.000 pesos por mes”, disparó el fiscal de Estado Diego Carmona. La réplica fue para el ministro del Superior Tribunal Jorge Pfleger que ayer dijo por LU20 textualmente: “no tengo empacho en decirlo, ni me sonrojo. Gano 12.800 pesos por mes y me parece poco”.
El desconcierto reina entre los jueces, luego de que el Ejecutivo reconociera el atraso salarial de los magistrados y que ahora se prepara para rechazar o al menos trabar en la vía judicial.

RECUSACION

Como primera medida la Fiscalía de Estado recusará a la conjueza María Alejandra Peralta que debe resolver el amparo presentado por la Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales en demanda de mejoras salariales.-

“Este amparo tiene una clara intencionalidad política”, afirmó el fiscal de Estado Diego Carmona, luego de adelantar que la recusación está entre los próximos pasos que dará el Gobierno.

La abogada María Alejandra Peralta fue elegida en un sorteo de conjueces de la ciudad de Comodoro Rivadavia y aceptó tratar la cuestión, luego de que el juez penal Gustavo Luis Horacio Doquier se excusara de intervenir por ser parte del conflicto.

El amparo de los jueces fue presentado el 23 de septiembre en Comodoro Rivadavia. “Esperamos un año. Incluso el gobernador reconoció que los jueces están mal pagos. Pero no hubo soluciones y por eso hicimos la presentación”, dijo el juez penal Jorge Criado al momento de ingresar el escrito.-

A decir por los dichos de Carmona y del ministro de Gobierno Máximo Pérez Catán hora la administración de Mario Das Neves parece a ver cambiado de opinión con respecto a los salarios de los jueces.-

BIEN PAGADOS

Pérez Catán sostuvo que el Poder Judicial “es el sector de la administración pública con mejores salarios” y en ese sentido dijo que le asombra que “no puedan resolver la cuestión salarial en un marco de diálogo. Qué queda para el resto”, se preguntó.-

Para el ministro la distorsión en la escala salarial de los judiciales “está en la forma de liquidación” y en el concepto de antigüedad. “Cada magistrado se le abona un 3 por ciento por año de antigüedad y tanto magistrados como empleados también reciben un 0,5 por ciento por cada año dentro del Poder Judicial. Esto es lo que distorsiona la Ley de Porcentualidad”.-

Comentá la nota